Ir al contenido principal

Los días del libro

Me llevo preguntando desde hace días por qué echo tanto de menos las ferias del libro, las que, por esta época del año, nos alegraban este periodo perfecto que sucede justo entre el final de la primavera y el principio del verano (¿son estas las semanas más bonitas del año?) Eran una, dos, tres semanas con novedades editoriales, con el Retiro lleno de gente, todos con algo en común: el de los que situamos a los libros en el centro de nuestras vidas, junto a todas las cosas importantes. Las más importantes.

Los libros siguen existiendo sin ferias, pero las ferias son la fiesta, y sin ellas pasa como con una botella de vino, que sí, te la puedes beber solo en tu casa, pero qué bien sienta bebida y compartida con amigos. Es la fiesta lo que nos une, y es por eso por lo que es tan bonito – y tan plancentero – compartir los libros que te hacen levitar, sentir cuánto nos queda por vivir y cuán importante es valorar lo ya vivido.

Aquí es dejo tres –  aunque podrían ser tres mil – de esos libros  sin principio ni final, tres maravillas que te harán descubrir que leer es el mejor condimento con el que aderezar una tarde lluviosa de domingo.




Acción de gracias, Richard Ford

Es el libro que completa la trilogía de Richard Ford sobre Frank Bascombe (junto con El periodista deportivo y El día de la independencia), sin duda, la obra maestra del autor y probablemente una de las obras candidatas al título - imaginemos que tal reconocimiento existiera alguna vez - de gran novela americana.

Más allá de mi recomendación como gran obra de la literatura (¡Hay que leer a Richard Ford al menos una vez en la vida!) y de su deconstrucción del sueño americano, del proyecto vital consistente en saber definir qué es la felicidad antes de ponerse a buscarla y del relato de un país a lo largo de tres décadas, me he preguntado qué me impulsa a recomendar una obra literaria total más allá de lo obvio.

La respuesta es que leyendo a Frank Bascombe uno consigue entender una cultura en la que reinvertarse varias veces en la vida no solo es posible sino que es condición imprescindible para sobrevivir. Bascombe transforma su vida personal, geográfica y profesional en tres, cuatro, cinco ocasiones. Y en todas sus decisiones siempre hay dos constantes: Nunca es tarde para cambiar, y el cambio no es entendido como la consecuencia de un fracaso.

Y esto, con todos sus matices y el reconocimiento de todos los matices culturales que nos diferencian a los de este lado del Atlántico, nos hace inevitablemente reflexionar sobre nuestra forma de mirar hacia el futuro incierto. Aprendamos a mirar con menos miedo y pensemos en todas las oportunidades que nos están esperando.

Leed a Richard Ford, no lo dejéis más.




País Nómada, Jessica Bruder

Con este libro acompañamos a los workampers estadounidenses, una suerte de tribu nómada moderna nacida de la gran crisis de 2008. Personas con una caravana como casa que han dejado un pasado - a priori mejor - atrás.

Y como respuesta a estos nuevos nómadas, surge CamperForce, el programa de Amazon en torno a sus centros logísticos en USA, diseñado a medida para este colectivo, propenso a ser precarizado sin esfuerzo y sin riesgo de fractura social (tan lejos ellos ya de lo que entendemos por social). Sin duda el libro invita, entre otras muchas cosas, a la reflexión sobre estos controvertidos modelos laborales, inconcebibles en Europa.

Se trata del libro en el que se basa la película Nomadland. La película es magnífica, pero el libro es un viaje imprescindible por una versión alternativa - otra más - al mito del sueño americano. Una de mis mejores lecturas de lo que llevo de año.



Todo bajo el sol, Ana Penyas

Este fin de semana  tan importante para los libros he dejado un espacio – es de justicia, literaria y personal – para la novela gráfica.

Todo bajo el sol, de Ana Penyas es una historia sobre la transformación del Levante español, de la huerta a la sobresaturación urbanística, base del modelo económico del país, en un recorrido que acompaña a una familia desde los años 60 a la actualidad.
El modelo económico impregna todo lo demás, la prosperidad y la precariedad, el gran solar que dejó la crisis, el gran éxito de la creación de la clase media con todas sus contradicciones.
Ana Penyas no es una desconocida. Su obra Estamos Todas Bien fue galardonada en 2018 con el Premio Nacional del Cómic, primera mujer que recibió este reconocimiento.
Penyas ha vuelto a crear una obra incómoda que invita, de nuevo, a una profunda reflexión sobre cómo los males de ahora requieren de una autocrítica de varias décadas para ser bien explicada.
Una apuesta segura para alegrar una gran tarde lectora.

Os deseo una gran semana, y que encontréis muchos buenos libros por el camino. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via