Noches insomnes, Elisabeth Hardwick (Navona)


El libro del que os voy a hablar vino precedido por un doble aval. En primer lugar, la persona que me lo regaló: ella siempre acierta. En segundo lugar, Navona, la editorial que lo publica, toda una garantía de calidad y de olfato literario.



Noches insomnes es un libro aparentemente sencillo pero que tiene un sinfín de lecturas. En primer lugar, se trata del testimonio autobiográfico de Elisabeth Hardwick, autora afincada en Nueva York en plena etapa de crisis personal y vital. Recientemente divorciada de su marido, el prestigioso poeta Robert Lowell, el libro es un diario personal sobre una mujer y una ciudad.


No hay mejor manera de acercarse a Nueva York que a través de esta suerte de confesiones, aparentemente sencillas pero únicas en su singularidad. Muy pocos lo han logrado con esta maestría, Gornick, Muñoz Molina (su maravilloso Ventanas de Manhattan…).




Pero Noches insomnes es mucho más que eso. Hardwick es la punta de lanza de la respuesta de las mujeres a una sociedad que bajo una fachada de libertad y modernidad escondía un papel absolutamente secundario para ellas. Ella, mujer de un poeta, lo vivió personalmente, pero solo hay que echar un vistazo al contexto literario de los 70 en Estados Unidos para entender que el gran escritor solo podía ser un hombre. Como siempre, la mejor respuesta es la literatura y sus grandes mujeres.


El libro, breve y certero, supone un soplo de calidad y de tranquilidad a la literatura urgente (y no falta de calidad por ello). El swing de la novela lo que calificaría como gran novela americana del sosiego, donde ubico a maravillas como Stoner, de John Williams. Obras maestras que no hacen ruido.


Todo un acierto el de Navona, que con sus increíbles ediciones con olor, textura y contenido de grandes clásicos.



0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE