La noche fenomenal, Javier Pérez Andújar (Anagrama)


No sé bien como comenzar esta reseña. Quizá indicando por qué quise leerla. En varios artículos de periodistas, blogs de librerías, etc… que respeto bastante estaban incluyendo esta novela entre sus últimas publicaciones favoritas. Comencé su lectura, y empezó la sorpresa.  
El equipo de un programa de televisión dedicado a los fenómenos paranormales descubre que unos hechos anómalos, hasta entonces nunca registrados, se hacen realidad en la misma Barcelona desde la que emite. Al mismo tiempo la ciudad es azotada sísmicamente por la meteorología y por la repentina irrupción de personajes procedentes de otra Barcelona, que vienen a pedirles auxilio a los integrantes de La noche fenomenal, que así es como se llama el programa de este grupo de amigos.

En la mayoría de esos artículos aparece la comparación con Eduardo Mendoza. A mí esto no me afecta demasiado ya que hace muchísimo años que leí a Mendoza y aunque recuerdo que me entretuvo bastante, supongo que no lo suficiente para ser una de sus fans más entusiastas. Y sin embargo “La noche fenomenal” me ha hecho reír mucho más. Absurda y llena de excentricidades, me parece que su mayor logro es describir todo lo que hace con una humildad continua del autor. Osea, que ahí suelta la tontería pero de una manera tan sencilla y a través de unos personajes tan agradables que te entra la risa sin sentido.
Porque a ver, en lo que ocurre en la Barcelona de “La noche fenomenal” nada tiene sentido. Un grupo de personas, amigas de lo paranormal se reúnen para formar un programa televisivo sobre estos temas. Cada uno es especialista en unas cosas, ilusionista, buscadores de yetis, experta en platillos volantes… tratando temas diferentes cada una de las noches de emisión y encontrándose en el bar de enfrente para seguir con sus diferentes paranoias. Además se les unen unos cuantos encuentros con personas peculiares como el librero Batló y la peculiar Isis.
Los personajes son geniales, cada uno de ellos. Y su buen rollo y camaradería te da ganas de continuar con la lectura, a pesar de la absurdez y rapidez de cada uno de los capítulos. Uno de los más importantes personajes es Barcelona. Su cultura, su gente, sus sitios. Un homenaje sincero y bonito hacia esta ciudad. Yo  personalmente no he encontrado ninguna moraleja detrás del libro. Si alguien la encuentra que me llame. Pero sí he encontrado una novela que me ha hecho pasar muy buen rato. 

Destacar que me han encantado las referencias culturales. Tanto a ciencia ficción como a literatura y especialmente a la cultura popular. Me he reído mucho con algunas de ellas. Las novelas de vaqueros, las de detectives, Walt Disney, música andaluza…realmente divertido. Y el colofón en el final, en el que el autor nos desvela que algunos de los personajes son reales. Incluso los más disparatados. Y yo sólo quiero haber conocido alguna vez a esa gente y pertenecer a su grupo. Poder proponer teorías locas y salvar el mundo. Siempre me quedarán los libros.


0 comentarios:

Publicar un comentario

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE