Ir al contenido principal

La noche fenomenal, Javier Pérez Andújar (Anagrama)


No sé bien como comenzar esta reseña. Quizá indicando por qué quise leerla. En varios artículos de periodistas, blogs de librerías, etc… que respeto bastante estaban incluyendo esta novela entre sus últimas publicaciones favoritas. Comencé su lectura, y empezó la sorpresa.  
El equipo de un programa de televisión dedicado a los fenómenos paranormales descubre que unos hechos anómalos, hasta entonces nunca registrados, se hacen realidad en la misma Barcelona desde la que emite. Al mismo tiempo la ciudad es azotada sísmicamente por la meteorología y por la repentina irrupción de personajes procedentes de otra Barcelona, que vienen a pedirles auxilio a los integrantes de La noche fenomenal, que así es como se llama el programa de este grupo de amigos.

En la mayoría de esos artículos aparece la comparación con Eduardo Mendoza. A mí esto no me afecta demasiado ya que hace muchísimo años que leí a Mendoza y aunque recuerdo que me entretuvo bastante, supongo que no lo suficiente para ser una de sus fans más entusiastas. Y sin embargo “La noche fenomenal” me ha hecho reír mucho más. Absurda y llena de excentricidades, me parece que su mayor logro es describir todo lo que hace con una humildad continua del autor. Osea, que ahí suelta la tontería pero de una manera tan sencilla y a través de unos personajes tan agradables que te entra la risa sin sentido.
Porque a ver, en lo que ocurre en la Barcelona de “La noche fenomenal” nada tiene sentido. Un grupo de personas, amigas de lo paranormal se reúnen para formar un programa televisivo sobre estos temas. Cada uno es especialista en unas cosas, ilusionista, buscadores de yetis, experta en platillos volantes… tratando temas diferentes cada una de las noches de emisión y encontrándose en el bar de enfrente para seguir con sus diferentes paranoias. Además se les unen unos cuantos encuentros con personas peculiares como el librero Batló y la peculiar Isis.
Los personajes son geniales, cada uno de ellos. Y su buen rollo y camaradería te da ganas de continuar con la lectura, a pesar de la absurdez y rapidez de cada uno de los capítulos. Uno de los más importantes personajes es Barcelona. Su cultura, su gente, sus sitios. Un homenaje sincero y bonito hacia esta ciudad. Yo  personalmente no he encontrado ninguna moraleja detrás del libro. Si alguien la encuentra que me llame. Pero sí he encontrado una novela que me ha hecho pasar muy buen rato. 

Destacar que me han encantado las referencias culturales. Tanto a ciencia ficción como a literatura y especialmente a la cultura popular. Me he reído mucho con algunas de ellas. Las novelas de vaqueros, las de detectives, Walt Disney, música andaluza…realmente divertido. Y el colofón en el final, en el que el autor nos desvela que algunos de los personajes son reales. Incluso los más disparatados. Y yo sólo quiero haber conocido alguna vez a esa gente y pertenecer a su grupo. Poder proponer teorías locas y salvar el mundo. Siempre me quedarán los libros.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

Pensando el futuro

Como hemos hecho en otras ocasiones, vamos a iniciar un periodo de reflexión, de valoración de lo que somos, de lo que queremos ser y de cómo queremos ser en niundiasinlibro. Y es que la vida cambia muy deprisa y adaptarse no es una opción, sino una necesidad. Estamos buscando permanentemente maximizar nuestro entusiasmo, única manera de transmitir nuestra pasión. Aunque el alma del proyecto es el blog niundiasinlibro.com , y las redes sociales son el “soporte” al blog, nos hemos ido dando cuenta de que a veces parece justo al revés. Las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) son soportes de difusión en sí mismos, y en el caso de Instagram ya se da el caso de que los proyectos generan contenido alrededor de una fotografía, sin más. Y eso incluye reseñas de libros. De ahí que estemos planteando varias alternativas de futuro:  Abandonar el blog y generar todo el contenido en Instagram, c rear un podcast,  un canal de Twitch (y venirnos arriba definitivamente), abandonarnos to

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá