Ir al contenido principal

¡Leed!




Ya lo sé, tenemos poco tiempo, nos gustaría leer pero tengo mucho trabajo, la agenda de mis hijos me tiene esclavizado, llego a casa y prefiero ver la tele con lo que haya en ese momento. Ruido de fondo. Todo eso ya lo sé. En este mundo multitarea donde parecemos poseídos por un espíritu renacentista de bajo coste aprendiendo de todo (a bailar, a hablar tres idiomas, a hacer yoga, al padel, a las catorce actividades de mis hijos) no hemos dejado tiempo para la lectura de calidad, la reflexionada, la que nos invita a ponernos en la piel de otros, y con ello a empatizar, discrepar desde el conocimiento, a aprender cosas nuevas (a veces simplemente vidas nuevas), a viajar a otros países, a vivir otras vidas... Por eso os animo a seguir estos simples consejos con los que leer más, recuperar el hábito perdido y volver a descubrir lo felices que vais a ser leyendo:
  1. Elige un libro:
    1. Preguntando a tu amigo lector, que te conoce y sabrá qué recomendarte
    2. Preguntando en una librería, en esas donde los que venden libros también leen. Seguro que que tenéis una cerca de casa.
    3. ¡Visitando nuestro estupendo blog niundiasinlibro.com!
       
  2. Hazte con él:
    1. Cómpralo
    2. Pide que te lo regalen
    3. Visita tu biblioteca municipal
    4. No lo pidas prestado, este primer libro tiene que ser tuyo
       
  3. Llévalo siempre contigo y lee:
    1. En la cola del supermercado
    2. En la sala de espera de la consulta del dentista
    3. En el parque, con tus hijos, entre empujón y empujón del tobogán
    4. Paseando (sí, se puede, ya lo haces con el móvil)
Ah, y por cierto, deja el móvil en casa, y si no te atreves, llévalo pero no lo mires cada vez que tengas tiempo libre. Porque querido amigo, tienes mucho tiempo libre para poder leer, pero el móvil te ha hecho olvidar que el tiempo te pertenece a ti y no a él.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

Pensando el futuro

Como hemos hecho en otras ocasiones, vamos a iniciar un periodo de reflexión, de valoración de lo que somos, de lo que queremos ser y de cómo queremos ser en niundiasinlibro. Y es que la vida cambia muy deprisa y adaptarse no es una opción, sino una necesidad. Estamos buscando permanentemente maximizar nuestro entusiasmo, única manera de transmitir nuestra pasión. Aunque el alma del proyecto es el blog niundiasinlibro.com , y las redes sociales son el “soporte” al blog, nos hemos ido dando cuenta de que a veces parece justo al revés. Las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) son soportes de difusión en sí mismos, y en el caso de Instagram ya se da el caso de que los proyectos generan contenido alrededor de una fotografía, sin más. Y eso incluye reseñas de libros. De ahí que estemos planteando varias alternativas de futuro:  Abandonar el blog y generar todo el contenido en Instagram, c rear un podcast,  un canal de Twitch (y venirnos arriba definitivamente), abandonarnos to