miércoles, 26 de diciembre de 2018

2018 en niundiasinlibro: resumen y reconocimientos


Ya han pasado cuatro años desde aquellas navidades de 2014, cuando niundiasinlibro pasó de ser una idea a un proyecto, y de ahí a un blog literario desde donde hemos contado y cantado nuestro amor por la literatura y sus derivados. 2.018 ha sido un año lleno de grandísimas lecturas, uno de los más hemos disfrutado y que más descubrimientos hemos hecho. Es un placer para nosotros hacer resumen y premiar desde la humildad a las lecturas más destacadas de los últimos 12 meses.

Antes, como siempre, hacemos un repaso estadístico al año lector en niundiasinlibro:

  • Hemos publicado 96 entradas. Es el año que menos reseñas hemos publicado, aunque por otro lado hemos estandarizado la frecuencia de las mismas (Lunes, Miércoles y Viernes). Como ya anticipamos hace un año, hemos leído menor, pero mejor.
  • Hemos reseñado 95 libros, 78 de narrativa (ficción y no ficción), 10 novelas gráficas y 7 libros infantiles. Ha sido un año eminentemente literario.
  • De nuevo triunfa la literatura en español: 44 libros de autores españoles, 2 de Guatemala. Repite como segunda gran opción del blog la literatura anglosajona, con 15 libros de Estados Unidos y 11 británicos. Como dato relevante, Italia aparece en cuarto lugar con 5 libros reseñados.
  • 60 hombres y 34 mujeres han escrito nuestros libros reseñados. Reivindicar el papel de la mujer en la literatura sigue siendo imperativo, y 2019 será un año donde pelearemos por el vuelco posible.
  • Otro motivo de felicidad: hemos consolidado a Anabel, de enesemomentodeldía, como puntual colaboradora. Las puertas del niundiasinlibro siempre están abiertas para ella (ya tiene una copia de las llaves).

¡Una advertencia final! No nos hemos podido contener, y en nuestra voracidad lectora de fin de año han aparecido auténticas joyas que, aún con reseña pendiente, han sido premiados. Hemos identificado estos libros con un asterisco (*). Las reseñas llegarán en 2.019, pero el reconocimiento tocaba dárselo ahora.
  

Y vamos sin más con los IV premios niundiasinlibro 2018:



MEJOR EDITORIAL niundiasinlibro 2018:

ANAGRAMA


Tercer año (de cuatro posibles) con la editorial de Jorge Herralde en lo más alto de nuestro blog. Un año donde la competencia ha sido feroz pero lo han vuelto a conseguir. Hasta 12 títulos han venido a niundiasinlibro con 12 magníficas críticas, en un año donde han publicado Cara de Pan (Sara Mesa), Mudar de Piel (Marcos Giralt Torrente) o Lectura Fácil (Cristina Morales) (*), auténticas brújulas de papel que dan pistas de la realidad literaria de este país, y lo que es más importante, de su futuro. 

Mención especial para Impedimenta, que con 8 librazos en el blog se merece algo más que una mención.

Enhorabuena de nuevo, amigos de Anagrama.


MEJOR EDITORIAL DE FUTURO niundiasinlibro 2018:


ALREVÉS


Les descubrimos  con la espectacular  Madrid Frontera , y se han convertido en una de las editoriales más respetadas en niundiasinlibro. Referentes en novela negra, con una editorial coherente y exigente, los títulos a los que nos hemos acercado han merecido acercarse a lo mejor que se hemos leído del año. Para el recuerdo quedan El proxeneta (Mabel Lozano), El refugio de los canallas (Juan Bas), Te quiero porque me das de comer (David Llorente), libros para disfrutar y regalar. Y otros dos títulos apuntan a lo más alto para 2.019, Pájaros quemados (de nuevo Juan Bas) (*) y Desterro (Manuel Barea) (*), con reseñazas pendientes.

¡Enhorabuena y bienvenidos, Alrevés!


MEJOR EDITORIAL INFANTIL niundiasinlibro 2018:

KALANDRAKA

¡De nuevo Kalandraka! Recuperan el trono tras un año de travesía en el desierto. 5 librazos para los más pequeños han reinado en sus pequeñas estanterías este año. ¿Por qué?, Cara de velocidad, Mi barco, o Una jirafa y media definen muy bien un año maravilloso para una editorial referente y pionera en el sector.

¡Enhorabuena Kalandrakas!

MEJOR EDITORIAL INFANTIL DE FUTURO niundiasinlibro 2018:

IMPEDIMENTA


Nos apetecía muchísimo reconocer a una de las grandes editoriales pequeñas de este país por su labor menos reconocida: el mundo editorial infantil. Solo por su colección Visita nuestro museo, de Chirs Wormell (este año reseñamos Planetarium, el último título de la serie), merecen ser los más vendidos de estas navidades. Echad un vistazo a su línea infantil y os enamoraréis de ella. En Impedimenta han entendido muy bien que dentro de cada uno de nosotros hay un niño lector. 

Enhorabuena Impedimenta, el futuro es vuestro.


MEJOR NOVELA GRÁFICA niundiasinlibro 2018:
  
LA BALADA DEL NORTE, ALFONSO ZAPICO (ASTIBERRI)


Premiamos nuestro descubrimiento (La balada del norte se publicó en 2.015), pero en realidad estamos celebrando la próxima publicación del tercer y último tomo de la trilogía, cuya publicación esperamos en 2.019. Obra necesaria, imprescindible, de obligatoria difusión.

Alfonso, Astiberri, enhorabuena por marcar el camino, por enseñar todo lo que es capaz de darnos la novela gráfica de calidad.



MEJOR LIBRO INFANTIL niundiasinlibro 2018:

CÁNDIDO Y LOS DEMÁS (KALANDRAKA)


El galardón que votan mis hijos va para el libro de cabecera de los últimos meses en casa. Una de esas joyas que llegan a lo más hondo de los pequeños corazoncitos a los que va dirigida. Un canto a lo diferente, que nos enseña a valorar nuestras diferencias, que son las que en definitiva nos confirman que en realidad somos todos iguales.


MEJOR LIBRO DE NO FICCIÓN niundiasinlibro 2018:

LA CASA DE LOS LAMENTOS, Helen Garner (LIBROS DEL KO)




Nos ha sobrecogido esta historia (*) sobre el juicio de un terrible asesinato en el seno de una familia australiana. Donde la realidad supera a la mejor ficción es donde los terrenos narrativos de la no ficción alcanzan cumbres difícilmente superables. Con ella hemos descubierto en España a Helen Garner. Pendiente queda Historias reales, de la misma autora, de Libros del Asteroide.

Libros del KO, Helen (si nos lees), enhorabuena. 


MEJOR LIBRO REVELACIÓN niundiasinlibro 2018:
  
LA AZOTEA, FERNANDA TRÍAS


El debut literario de la editoria Tránsito nos ha dejado con la boca abierta, con ganas de más. Literatura asfixiante, introspectiva, para espíritus literarios ansiosos de talento y de plumas sin corsé. La azotea (*) es una de las novelas que más nos han gustado de este año lleno de talento.
Enhorabuena, amigos de Tránsito.

MEJOR CLÁSICO RESCATADO niundiasinlibro 2018:

ÉBANO, RAYSZARD KAPUSCINSKI


Nos ha encantado descubrir uno de los libros periodísticos más importantes de la historia de la literatura. África en estado puro, periodismo auténtico. Siempre recordaremos la gran frase del reportero polaco: África no existe.


MEJOR BIOGRAFÍA niundiasinlibro 2018:

LA MUJER SINGULAR Y LA CIUDAD, VIVIAN GORNICK (SEXTO PISO)


La confirmación de un descubrimiento (Vivian Gornick). Repite premio tras la maravillosa Apegos feroces. La mujer singular y la ciudad es la historia de una mujer y de una ciudad, Nueva York. Imprescindibles las dos, inseparables.

Enhorabuena, Vivian y Sexto Piso.


MEJOR AUTOR REVELACIÓN niundiasinlibro 2018:

DAVID GINER

Resultado de imagen de david giner niundiasinlibro

David se ha estrenado en el mundo literario con Decidir, y nos deja un novelón sobre la culpa y la responsabilidad de las decisiones que tomamos en la vida (y para vivir). Cuando un escritor destapa el tarro de las esencias y lo llena todo de literatura, solo podemos rogarle que siga pensando en nuevos libros. 

Enhorabuena David.

MEJORES AUTORES niundiasinlibro 2018:

SARA MESA / SANTIAGO LORENZO



Con la publicación de Cara de pan, Sara Mesa confirma lo que ya era, una de las autoras más importantes que ha dado este país en la última década. En niundiasinlibro nos sentimos testigos privilegiados de ello. Todas sus novelas han pasado por nuestro blog y nos han permitido presenciar su crecimiento constante. 

En el caso de Santiago Lorenzo, no hay nada como leer un libro suyo para sentir que estamos de nuevo en casa. Los asquerosos son la consecuencia de una de las carreras más tranquilas y coherentes que ha visto este país. Reivindicamos toda su obra, porque cualquier día le damos el Nobel y no vas a ser el único que no ha oído hablar de él.

Enhorabuena a Santiago y a Sara, y a Anagrama y Blackie Books por confiar en ellos desde el principio.

 MEJOR LIBRO DE RELATOS niundiasinlibro 2018:

EN LAS CIUDADES ESCONDIDAS, NATALIA CEREZO (RATA)


Un libro que se ha situado sin hacer mucho ruido entre lo mejor que se ha publicado este año.  Relatos desnudos sobre experiencias que cambian vidas, sobre los recuerdos, sobre el tiempo y los estragos que este causa en nuestras decisiones y en nuestra memoria.

Espectacular la labor de Rata. Enhorabuena, Natália Cerezo. 


MEJORES LIBROS DE FICCIÓN niundiasinlibro 2018:

FELIZ FINAL, ISAAC ROSA (SEIX BARRAL)
LOS ASQUEROSOS, SANTIAGO LORENZO (BLACKIE BOOKS)




Lo mejor del año en  niundiasinlibro tiene acento español y ecos de la mejor literatura. Feliz Final es la enésimo confirmación de Isaac Rosa como el gran escritor español del momento. Un momento que dura ya más de diez años. Lo mejor de Isaac siempre está por llegar, y va mucho más allá de los libros. Sus publicaciones son artefactos que explotan donde más nos duele.

Por otro lado, Los asquerosos es de esos libros donde presentarse en los hogares donde se ha perdido la fe en los libros. Blackie Books lleva años dándonos alegrías, pero nunca tan grandes como cuando publica un nuevo libro de Santiago Lorenzo.

Sin duda, los grandes libros del año. Enhorabuena a los autores, Isaac y Santiago, y a las editoriales, Seix Barral y Blackie Books.

Y hasta el año que viene.  ¡Por un año lleno de grandes lecturas!




domingo, 16 de diciembre de 2018

En las ciudades escondidas, Natalia Cerezo (Rata)


Hasta ahora, cada acercamiento a un libro de Rata Editorial nos ha dejado el poso que solo dejan las obras únicas y diferentes. Aún recuerdo el impacto que supuso La vegetariana en este lector, y como la lectura de Paraísos oceánicos nos dejó sin habla. Dicen que no hay dos sin tres, por lo que nos acercábamos a En las ciudades escondidas con la expectación merecida por los citados precedentes.


El conjunto de relatos de la autora novel Natalia Cerezo representan historias – experiencias – personales (y por ello con alta carga emotiva) en los que se interconectan (sin enfrentarse) pasado – la poesía asociada a su recuerdo – en oposición al presente – y a su prosa. El guiño narrativo a este pasado (y como la idealización de este condiciona nuestro presente) supone una metáfora de eterno retorno que experimentamos con nuestras experiencias personales, a menudo circulares y recurrentes.

Títulos de una sola palabra (todos excepto el último), palabra que contiene la esencia del relato al que precede, y en el que enseguida nos vemos sumergidos. Algunos retazos de muchos de ellos os dejo aquí, y todos ellos dejan un poso pesado y profundo tras su lectura: Incendios, el recuerdo de la enfermedad de una madre enferma y los veraneos familiares en el camping, los finales paralelos, la nostalgia de lo que ya no está, de lo próximo a perder; Amor, una esposa y madre que desaparece en el océano; Septiembre, el regreso al pueblo; Responsabilidades, Un viaje de dos amigas con el que se  pretende olvidar y que solo ahonda más en la herida; el hilo afectivo único, a veces incomprendido con un gato, o con la abuela (Gato, Bosque); una muerte (o un beso) que transforman (o trastornan) vidas propias y ajenas (Zorro, Barcelona); Copenhague, la nostalgia del pasado frente a un presente y sus responsabilidades; Verano, recuerdos de una boda estival; No, una mudanza, el profundo vacío que viene después de una pérdida; Corazón, llorar mucho después de cuando se espera, prorrogar la exteriorización de la tristeza (mi relato favorito); Salto: el buen sabor de boca de las cosas prohibidas cuando tienes trece años; ¿Cómo puede ser este hombre mi padre?, experiencias junto al padre que pueden ser traumáticas pero que junto a él nos hacen crecer.


Natália cerezo juega y retuerce el tiempo. Sus saltos temporales tienen apariencia de linealidad, y de esta forma el pasado se nos presenta tan reciente como el presente inmediato. Como ocurre en realidad, algunos hechos pasados pueden convivir con nosotros incluso tras haber transcurrido muchos años, mientras que el hoy puede ser algo extraño, frío y lejano.

Todo un hallazgo – uno más en la interesantísima editorial Rata – y una edición de las que nos hacen añorar el papel mucho antes de que desaparezca, haciéndonos desear que eso (el fin del papel) no suceda nunca, y no hacen sino confirmar que hay editores que merecen un monumento, tanto por lo que publican como por cómo lo publican.

jueves, 13 de diciembre de 2018

La balada del Norte, Tomo 1, Alfonso Zapico (Astiberri)


En ocasiones uno tiene la sensación de estar frente a una obra tocada por una varita mágica, destinada a formar parte de algo grande, la historia, el reconocimiento unánime o simplemente el culto de unos cuantos. Otras veces, es una mezcla de estas tres cosas lo que sugiere una obra, y es entonces cuando uno como lector generoso se siente en la obligación de comprar decenas de ejemplares para regalar entre sus seres más o menos queridos. Desafortunadamente para ellos, este acto de altruismo raramente ocurre, aunque situaciones para desear hacerlo surgen en ocasiones, y este es uno de esos casos. Os presentamos La balada del Norte. Tomo 1, del asturiano Alfonso Zapico.


La balada del Norte es el proyecto monumental en forma de trilogía que Alfonso Zapico ha emprendido para contar a su manera la revolución de Asturias, un episodio fundamental de la historia reciente de España que cada vez es más utilizado para explicar algunos de los acontecimientos más importantes de los últimos 80 años ocurridos en nuestro país.

Los hechos ocurridos en la mina asturiana en el año 1934 son utilizados recurrentemente como argumento para explicar los motivos del estallido de la guerra civil española. Aún sin saberlo, muchos de los que utilizan estos argumentos (y justamente por argumentos opuestos a los pretendidos) tienen razón, y me explico. La historia no se puede reescribir (por muchos Píos Moas del mundo que haya) y los responsables de la gran tragedia nacional que supuso la guerra son fueron los que fueron.  Por eso es fundamental entender el caldo de cultivo existente en los meses previos a la sublevación, y en este contexto la revolución asturiana supuso un punto de inflexión de imposible retroceso.


¿Cuál es el mérito de la novela gráfica de Zapico? Contar la historia a través de pequeñas historias, tan verosímiles que parecen reales y que ponen en su sitio a todos aquellos protagonistas del futuro conflicto que no evolucionaron, sino que simplemente arrancaron sus caretas. Políticos que nunca creyeron en la democracia y en sus libertades, incendiarios y nostálgicos de regímenes anteriores, radicales que siguieron luchando (incluso en periodos de paz) por un estado ideal de difícil consecución. Heridas, en definitiva, que no pueden reabrirse porque en realidad nunca estuvieron completamente cerradas.

La propuesta narrativa y gráfica de Zapico es brillante. No conozco a nadie como él (salvo Paco Roca) con esas dotes portentosas de contar una historia compleja y despojarla de lo no importante.



De lo que habla La balada del Norte es, en resumen, del valor de la vida, y de cómo la devaluación de este valor acaba por dinamitar la convivencia y la paz. La historia de los mineros en Asturias supone uno de las grandes epopeyas del último siglo en Europa. Es una obligación pedagógica saber explicar que no todo es lo mismo y que mezclarlo es peligroso y temerario. Confundir 1934 con 1936 y pretender culpar a otros de lo que después sucedió solo responde a propósitos revisionistas retorcidos e inaceptables.


Una obra, como decimos, necesaria e imprescindible. Estamos deseando leer ya el volumen 2 (ya publicado) y el 3 de próxima publicación para entender en su globalidad cómo de grande es su propuesta narrativa. Enhorabuena Alfonso y enhorabuena Astiberri. Alguien lo tenía que hacer. 

martes, 11 de diciembre de 2018

La canción de los vivos y los muertos, Jesmyn Ward (Sexto piso)


Llevaba algún tiempo queriendo leer a Jesmyn Ward. En Estados Unidos es actualmente una de las autoras más alabadas por la crítica y por el público. Me alegré mucho de que Sexto piso se animara con ella justo este año y realmente ha sido una de las mejores lecturas de 2018.
Jojo, de trece años, y su hermana menor Kayla viven con sus abuelos negros en una granja en la costa del Golfo de Misisipi, con la compañía siempre esporádica de su madre, Leonie, una mujer que desearía ser mejor madre de lo que es, atormentada y en ocasiones reconfortada por las visiones de Given, su hermano asesinado cuando era adolescente. Cuando el padre de Jojo y Kayla, un hombre blanco, va a salir de prisión –Parchman Farm, la misma penitenciaría en la que el abuelo de Jojo cumplió una condena injusta durante su juventud–, Leonie insiste en ir a recogerlo con los niños. Durante el azaroso viaje, Jojo, Kayla y Leonie deberán aprender a relacionarse como familia, y Jojo conocerá a Richie, otro niño con quien descubrirá el legado de la esclavitud y la importancia de reconciliarse con el pasado.

Es un libro duro, con un comienzo duro pero emotivo. El niño Jojo, más bien adolescente, intenta impresionar a su abuelo acompañándole al sacrificio de una de sus cabras. Jojo quiere ser un hombre, pero aún no lo es. Este capítulo nos muestra desde el principio cómo es su abuelo, la vida humilde de esta familia y los lazos entre la vida y la muerte que debemos aceptar para salir adelante.
Cada capítulo tiene un narrador. Son Jojo, Leonie, su madre drogadicta y Richie, el joven al que el abuelo de Jojo ayudó en la cárcel. Todos estos personajes necesitan su redención. Jojo quiere a sus abuelos más que a sus progenitores y se ha convertido en una figura indispensable en la vida de su hermana Kayla. Leonie es una mujer que fue madre adolescente y que no está preparada para la vida que tendría que llevar.
Es difícil encontrar libros que te puedan hablar de la raza de una manera tan sutil y tan integrada en la historia. En algunos momentos de la lectura se te crea una bola en el estómago y preferirías no ser testigo de esa realidad, porque parece que al ser testigo también te conviertas en cómplice. Es una novela necesaria en este sentido porque te enfrenta a un mundo que evitamos, que no queremos pensar.
Ante un drama como el que nos presenta la autora, resulta muy agradable la parte mágica y surrealista de la historia. Los dones de la abuela, de Leonie, Jojo y hasta Kayla le dan un toque aún más intenso a la historia. Una familia que sufre por partida doble, una abuela que puede curar pero no se puede curar a sí misma del cáncer. Una madre que puede dialogar con los muertos pero no consigue relacionarse con sus propios hijos. Y sobre todo Kayla, esa niña mágica que dentro de su sabiduría sólo consigue encontrar consuelo en brazos de su hermano.
Es un libro emotivo, precioso, muy bien escrito. Me ha permitido conocer una nueva voz de nuestra generación pero que nos muestra una realidad muy diferente a la que estamos habituados. Muchos la han comparado con Faulkner y es cierto que nos enseña esa América profunda tan difícil de aceptar, el sueño americano hecho trizas. Pero más allá de analogías y comparativas, es una autora fresca y a la vez profunda, que ha llegado lejos pero llegará aún más.

domingo, 9 de diciembre de 2018

La retornada, Donatella Di Pietrantonio (Duomo)

La casualidad ha hecho que dos libros de temática similar hayan pasado por mis manos (y por mis ojos) en un breve plazo de tiempo. Primero fue Una educación, el fenómeno editorial de Tara Westover, y ahora acabo de terminar La retornada, libro que, aunque con sensibles diferencias, comparte muchas cosas con el primero.


La retornada es el relato en primera persona de una niña preadolescente que es devuelta a su casa, con su familia biológica, después de años (tantos como vida) en otro hogar, el de un familiar lejano que se encargó de ella desde que nació. La vida comienza para ella en una casa con extraños, pero padre, madre y hermanos en definitiva, con los que tiene que definir una relación hasta entonces inexistente.

La razón del suceso, inverosímil a primera vista, está oculta en el relato (oculta para la narradora y protagonista y por consiguiente para nosotros). Solo el transcurso de las páginas empieza a arrojar luz sobre el motivo que ha llevado a la familia de la protagonista a “devolverla”. He de decir que bajo mi punto de vista esta verosimilitud no se recupera en ningún momento. Se trata de una historia en cierto modo forzada, pero si uno la asume y no la cuestiona está llena de matices y de elementos de reflexión muy interesantes.

La retornada es en cierto modo una novela de iniciación, una zona cero para una chica que se tiene que plantear comenzar una vida nueva que supone renacer en cierto modo. Este tortuoso camino en forma poliédrica tiene varias caras, todas de una complejidad brutal: la sentimental (el abandono de lo que creías propio y el rechazo por parte del nuevo entorno), la socioeconómica (del bienestar de una familia acomodada a la semipobreza de la nueva) o la propiamente vital (el aprendizaje de otras formas de vida, otras dificultades).

Si bien la experiencia de La retornada es un ejemplo de superación ejemplar en sí misma (en clara analogía con la mencionada Una educación), esa superación tiene dos contrapuntos que la enfatizan: se trata Vicenzo y Adriana, dos de los nuevos hermanos de la protagonista, los más cercanos, cuyo destino marcado deja en ella una huella especial. Son, sin duda, los personajes secundarios que llenan la historia de verdad.


La superación en un ambiente hostil sin apenas ayuda es otro de los factores comunes de La retornada con Una educación. La importancia de la educación para entender el mundo, para superar sus dificultades y para crecer en la vida es una idea que prevalece sobre las demás en las dos historias.

Muy recomendable lectura, fácil, accesible y a la vez profundas, en una nueva demostración por parte de la editorial Duomo para permitirnos acceder a literaturas de primera calidad más allá de las editoriales nacionales al uso (la influencia italiana de Duomo va más allá de su accionariado). Os animo a que La retornada forme parte de vuestros libros para regalar esta navidad. Os aseguro de que acertaréis.

jueves, 6 de diciembre de 2018

Estamos todas bien, Ana Penyas (Salamandra Graphic)


Hoy os traemos la obra premiada con el último Premio Nacional del Cómic, prestigioso reconocimiento que se ha convertido en una de las mejores referencias de calidad de esta disciplina creativa que tantas alegrías nos da. El galardón viene precedido por obras tan sobresalientes como Blacksad Amarillo, de Diaz Canales y Guarido (lo reseñamos aquí), El arte de volar, de Altarriba y Kim o Dublinés, de Alfonso Zapico. Con tan nobles credenciales llega hasta nosotros Estamos todas bien, de la valenciana Ana Penyas.



En Estamos todas bien, Ana Penyas da voz a sus dos abuelas, Maruja y Herminia, con las que hacemos un viaje en el tiempo a sus respectivos pasados, y con las que nos convertimos en testigos de esos tiempos no tan lejanos en los que ser mujer suponía directamente ocupar un lugar absolutamente subordinado en cualquier circunstancia de la vida, en la sociedad y  dentro de la propia familia.

Las abuelas de Ana son muy diferentes. Mientras que en Maruja reconocemos a la abuela tradicional, en  Herminia vemos ciertos vestigios de libertad en los que es fácil identificar parte del ideario feminista que todos los que creemos en sociedades igualitarias llevamos dentro.



Todas estamos bien es un libro sencillo y hermoso, un homenaje a una generación de luchadoras que vivieron bajo la alargada sombra de una dictadura que las menospreció y las relegó al oscurantismo durante décadas. Nunca es tarde para reivindicar su legado y sus valores.



Mención especial para la autora Ana Penyas. Su estilo, monocromático (o casi), de trazos sencillos y utilizando técnicas efectivas de collage, es único y propio, en una disciplina donde la personalidad de la propuesta es un valor en sí misma. Mi más sincera enhorabuena por este merecido éxito. También quiero destacar el mimo con el que Salamandra edita sus obras en su sello Salamandra Graphic. Os animamos a que sigáis desarrollando este sello, en un sector complicado, con sellos predominantes (Astiberri, Norma..) que acaparan por mérito propio un porcentaje abrumador del mercado de la novela gráfica de calidad. Doble mérito para los amigos de Salamandra.


Estamos todas bien es un regalo perfecto para las fechas que vienen, una manera perfecta de dar a conocer la literatura gráfica entre los no habituales. Feliz fin de semana.

martes, 4 de diciembre de 2018

Bajo la red, Iris Murdoch (Impedimenta)


Hace ya tiempo que descubrí a Iris Murdoch gracias a Impedimenta en El libro y la hermandad. Y desde entonces he podido leer algunos más, confirmándome que es una escritora muy buena que había pasado por alto hasta ahora. De nuevo Iris Murdoch nos sitúa en Londres, de nuevo un personaje masculino protagonista y peculiar. Algo que es un eje principal en todas sus obras.
Considerada una de las cumbres de la narrativa inglesa del XX, Bajo la red supuso el debut novelístico de Iris Murdoch. Jake Donaghue, su protagonista, es un escritor y traductor que deambula por un Londres inabarcable intentando compensar de algún modo los errores del pasado. Tras regresar de un viaje a Francia, su vida da un vuelco: su novia, que se ha enamorado de un corredor de apuestas, le pide que se vaya de casa. Desesperado, Jake se ve obligado a recurrir a su exnovia, Anna Quentin, y a un antiguo amigo, Hugo Belfounder, quien en el pasado le inspiró un libro sobre la inutilidad del lenguaje. Así emprenderá su particular descenso a los infiernos, vagabundeando por el Londres más bohemio entre filósofos, sindicalistas borrachos y perros prodigio, en busca de un lugar en el que asentarse. Iluminado, pero víctima de una persistente desazón vital, Jake no abandona su idea de llegar a ser un verdadero escritor mientras el mundo parece derrumbarse a su paso.


Cuando comencé bajo la red, me pareció que estaba describiendo al mismo protagonista de otra de sus obras más aclamadas: El mar, el mar. Y aunque su personajes suelen ser muy parecidos, hombres de mediana edad con dudas existenciales sobre su profesión y su vida sentimental, la novela que nos ocupa tiene un clarísimo tono humorístico. Jake Donaghue se burla de sí mismo, y no se toma demasiado en serio. Esto nos lleva a que la novela sea un agradable paso por todos los temas tan profundos que tocaba la autora en los demás libros de forma más dramática.
La autora tiene una clara preferencia por los libros corales. Cierto que el protagonista tiene un mayor peso que los demás, además es el narrador en primera persona. Pero aparecen muchos personajes que hacen que la novela se vuelva un vodevil. Varias, ex novias, amigos sin rumbo, nuevos novios de las novias…se convierte en una novela divertida e intrépida.

Dentro de su aparente ligereza nos muestra las preocupaciones más universales de la humanidad, el talento frente a la supervivencia, el amor verdadero frente al capricho pasajero, o el paso del tiempo. Por todo ello pasa Jake, una veleta universal, un hombre que se va dejando llevar por unos y otros sin un claro destino. Pero claro, un hombre que en ocasiones a todos nos gustaría ser, sin ataduras, remordimientos ni complejos.
Es cierto que si has leído uno de sus libros te da la sensación de estar leyendo lo mismo de nuevo. Pero claro, si lo has disfrutado todas las veces pues no ocurre nada. Simplemente alegrarse de continuar con la prosa de esta inteligente autora. Yo seguiré intentando completar toda su obra.


Iris Murdoch nació en Dublín en 1919. Cuando apenas tenía unas semanas de vida, su familia se mudó a Londres. Estudió Literatura Clásica, Historia Antigua y Filosofía, y fue alumna de Wittgenstein en Cambridge. Su primera novela, Bajo la red, publicada en 1954, está considerada una de las cien mejores novelas del siglo XX en lengua inglesa por la revista Time. Publicó veinticinco más, entre las que cabe destacar, además de El libro y la hermandad (1987), La campana (1958), El unicornio (1963), El príncipe negro (1973, Premio James Tait Black Memorial), Henry y Cato (1976) y El mar, el mar (1978, Premio Booker). En 1995 empezó a padecer los efectos del Alzheimer. En 1997 ganó el Golden Pen Award. Murió en 1999.