Ir al contenido principal

Cara de pan, Sara Mesa (Anagrama)


Hablar de Sara Mesa es hacerlo de una de las realidades literarias más rotundas de este país. En niundiasinlibro ya hemos reseñado Cuatro por cuatro (la novela que le dio fama), Cicatriz (su gran novela) y Mala letra (su libro de relatos posterior al éxito de la anterior). Ahora se nos presenta Cara de pan, su nueva novela. Un nuevo paso de la autora sevillana en la construcción de su personal mosaico narrativo.


Cara de pan cuenta la relación de una niña (a las puertas de la adolescencia) con un hombre (a las puertas de la vejez) al que conoce en el parque donde a diario se refugia del instituto, al que ha dejado de ir a espaldas de sus padres. Entre ellos se forja una relación de amistad anómala, atípica, amoral; utilizo los adjetivos que desde lo políticamente correcto utilizaría cualquiera de nosotros desde la distancia de una relación así. Porque Cara de pan trata precisamente de eso, de nuestros prejuicios y de nuestros miedos, de nuestra capacidad para estigmatizar y para manipular lo que no entendemos. Lo cómodo es lo correcto, y lo incómodo es más fácil asimilarlo desde el rechazo.

Sara Mesa crea un universo cerrado en torno al parque donde ella (de nombre Casi para nosotros, os dejo la explicación del nombre para la lectura del libro) y él (el Viejo, simplemente el Viejo) desarrollan una historia tan simple como poco sospechosa, aunque, como dice la magnífica contraportada del libro: “(una relación) que provocará incomprensión y rechazo y en la que no necesariamente coincide lo que sucede, lo que se cuenta que sucede y lo que se interpreta que sucede”.


Soy un militante fanático de la literatura incómoda de Sara Mesa, que nos plantea preguntas que tienen respuesta pero que casi nunca nos apetece responder. Si Cicatriz ya supuso para nosotros una catarsis, esta vez la escritora desnuda completamente la trama (¿hay trama?) y nos desvela que tras las absurdas fronteras de lo moral hay mundos maravillosos y terribles. O ni maravillosos ni terribles, sino simplemente mundos que por el hecho de no ser convencionales no merecen no ser explorados.

La parte final del libro, casi a modo de epílogo, es quizás demasiado explícita y nos arranca de cuajo los huecos que nuestra imaginación había rellenado. Quizá no era necesario acabar así, y merecía la pena dejar espacio a las dudas y a la incomodidad, o quizá no había otra forma de cerrar la historia, llenando de sentido los esos espacios en blanco. En cualquier caso, nos enfrentamos a uno de los libros más importantes de la literatura contemporánea escritos en estas tierras. La literatura de Sara Mesa palpita como un animal herido y nos hace pensar sobre nosotros mismos y sobre lo desconocido del ser humano, por muy cerca que lo tengamos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici