Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2018

Más trabajo para el enterrador, Margery Allingham (Impedimenta)

Uno de los libros que llenó desde el primer momento mi maleta de vacaciones. Las aventuras del detective Albert Campion de nuevo. Tras haber leído dos novelas de   Margery Allingham , estaba más que dispuesta a una nueva. Un gran placer que parece que Impedimenta tiene intención de seguir trayendo a nuestro país, ya que es verdaderamente difícil encontrar traducciones de esta autora, por otro lado tan valorada en Reino Unido. El detective Albert Campion, al que conocimos en  El signo del miedo , está a punto de dar un gran paso. Va a marcharse a las Indias para convertirse en gobernador de una isla, pero todo cambia cuando le piden que se ocupe de un caso que ya está empezando a salir en los periódicos: al parecer, una de las hermanas de la célebre familia Palinode ha sido envenenada o, al menos, eso es lo que dicen las amenazadoras cartas anónimas que ha estado recibiendo su médico de cabecera. Las investigaciones lo llevarán a Apron Street, un microcosmos repleto de aristócrat

Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 2, Elena Favilli y Francesca Cavallo (Destino)

Me he animado a realizar esta reseña porque al final de este libro las autoras piden que desde cualquier medio de red social o similar se realice una crítica del libro. Esto es debido a que es un proyecto de crowfunding. Un éxito sin duda y un libro que merece mucho la pena que esté en nuestras bibliotecas por estos tres motivos: Motivación: El libro nos enseña mujeres, chicas, niñas, en situaciones diferentes rompiendo sus propios límites. Ya sea pobreza, enfermedad, la sociedad… Imaginación: tenemos niñas que enseñar a cazar a halcones, chicas que escriben sobre conejos que hablan, mujeres inventan nuevos géneros musicales. Todo ello es lo que tiene que leer una niña o un niño para imaginar un mundo nuevo, para hacerse un hueco en él. Igualdad: Nuestra historia oficial está llena de referentes masculinos. Está claro que ellos han escrito los libros con los que nos hemos criado muchas generaciones. Evidentemente la mujer estaba en otro sitio. Pero ahora la mujer está

Ropa, música, chicos de Viv Albertine (Anagrama)

Últimamente en esta casa nos hemos aficionado a las crónicas de Anagrama. Empezamos con El arqueólogo inocente, seguimos con Corre, Rocker y con Viajes con Herodoto y nos hemos enganchado. A hora recorremos el mundo del punk con una autora que lo vivió en primera persona. Y ya os adelanto que no hace falta que te guste esta música en absoluto para disfrutarlo. Como los viejos elepés, este libro tiene una cara A y una cara B. La primera po­dría titularse «Sexo, drogas y punk». La segunda, «Hay vida después del punk». Viv Albertine llega a Londres en 1958 con cuatro años, procedente de Sídney. Estas memorias arrancan con su infan-cia y adolescencia, entre descubrimientos musicales –John Lennon, los Kinks, Marc Bolan–, conciertos -–de los Stones, David Bowie...–, primeras escapadas –a Ám­sterdam– y primeras experiencias adultas –con ladillas incorporadas–. A finales de los setenta, dos encuentros lo cambian todo: conoce a Mick Jones y descubre a Patti Smith. Básicamente en la

La madona de los coches cama, Maurice Dekobra (Impedimenta)

Impedimenta ha vuelto a conseguir que me obsesione con un autor olvidado. Y me ha vuelto a pasar una de las grandes contradicciones de la vida de un lector, coges un libro con tantas ganas que te lo terminas en dos días. Y te ha gustado tanto que te arrepientes de no haber exprimido un poco más la lectura. Espías, aristocracia, soviets… y todo a principios del siglo XX. Dan ganas, ¿verdad? Lady Diana Wynham es una de las figuras más glamurosas de la nobleza inglesa y adora escandalizar a la sociedad británicas con sus romances indiscretos y sus escapadas a través del continente, siempre acompañada de su fiel valet, Gérard Séliman, un perfecto caballero que, técnicamente, sigue siendo un príncipe. Sin embargo, tras años de derroche constante, lo único que la puede salvar de la ruina es un campo de pozos petrolíferos que le legó su difunto esposo, el embajador del Reino Unido en S an Petersburgo; un campo que ahora ha sido tomado por los temibles bolcheviques. Lady Diana urdirá un pl

Un poco de humo azul, Denis Lapière (Astiberri)

Después de algún tiempo he vuelto a la novela gráfica, género que tantas satisfacciones me ha dado. Ningún adulto que se precie debería privarse del placer de entrar en una historia contada no solo con palabras, sino con imágenes que las potencien (o que las sustituyan, según el caso). Tenemos ante nosotros Un poco de humo azul , un novelón (gráfico, pero novelón) publicado en Francia hace casi 20 años, y que ahora rescata exitosamente la siempre acertada editorial Astiberri. La acción se desarrolla en un país de Europa del Este que salió (en el presente del relato) de una dura dictadura comunista. Un fotógrafo para en un hotel de carretera y escucha la historia en los años de dictadura de Marta, la joven camarera que le atiende y con la que entabla una relación. Su historia es la historia de amor con un preso que conoce cuando este es trasladado todos los días en camión desde la prisión hasta el centro de tortura, muy cerca del hotel de sus padres (su todavía actual

Las ocho montañas, Paolo Cognetti (Random House)

E ste libro viene precedido por su fama en Italia y posteriormente en toda Europa. Es una de esos fenómenos literarios de un autor casi novel que entusiasman a editores y a crítica. Un canto a la naturaleza más salvaje y la llamada que provoca ésta en mucha gente. Pietro es un chico de ciudad, solitario y un poco hosco, que veranea en los Alpes italianos. Bruno es hijo de un albañil de la zona, alguien que solo conoce los montes y que pastorea las vacas de su tío. Tienen apenas once años y un mundo entero les separa. Pero, verano tras verano, forjan una profunda amistad mientras Bruno inicia a Pietro en los secretos de la montaña. Juntos exploran y descubren casas abandonadas, glaciares y escarpados senderos hasta que, con los años, sus caminos toman rumbos distintos. Esa misma naturaleza salvaje es la pasión que mueve al padre de Pietro, un hombre envuelto en la melancolía de una Milán gris que solo puede abandonar durante los veranos. La montaña se convierte entonces en el mejo

Una noche con Sabrina Love, Pedro Mairal (Libros del Asteroide)

Descubierto para el gran público en España gracias a La uruguaya (que reseñamos aquí), Libros del Asteroide rescata la primera novela del escritor Pedro Mairal, Una noche con Sabrina Love , título que ya tuvo una primera incursión en nuestro país hace una década a través de editorial Anagrama y que con esta nueva oportunidad pretende confirmar la posición del autor argentino en la escena narrativa actual. Una noche con Sabrina Love cuenta la historia de Daniel, un adolescente de provincias argentino que de forma inesperada gana el concurso de sus sueños: Una noche con Sabrina Love, una estrella del porno de la que es ferviente admirador. Daniel, prácticamente con una mano delante y otra detrás, emprende un viaje a Buenos Aires en busca del sueño dorado. Narrada en tercera persona y con la piel de una road movie de iniciación, la aventura de Daniel se convierte en una particular epopeya donde la pérdida de la inocencia, la experiencia del conocimiento del mundo y la idealiza

Mi barco, Roberto Innocenti (Kalandraka)

Esta es la historia de un joven que siempre quiso vivir en el mar. Un sueño de juventud que se hace realidad. Un joven que deja atrás una vida normal para ser el capitán de un barco. Cincuenta años surcando los mares: en tiempos de paz y en guerra, en calma y azotado por la tempestad. La historia de Clementine y la vida de su capitán, estelas vibrantes plasmadas con gran realismo.  A través de sus páginas, Innocenti nos hace viajar alrededor del mundo, y alrededor de la historia y las contiendas del siglo XX, visitando Brasil, Polonia, el Ártico, los mares del Sur... Finalmente Clementine naufraga después de haber servido más de cincuenta años en alta mar. Pero la historia no acaba aquí, sino que finaliza con otra lección bonita de la vida del capitán. No muere con su barco, como dicen que ha de ser, sino que retoma su vida en tierra firme donde la dejó. Un amor te lleva a otro. Siempre hay una nueva oportunidad. Un libro precioso tanto para pequeños como para m

La mujer singular y la ciudad, Vivian Gornick (Sexto Piso)

A principios de año pudimos disfrutar de Apegos feroces, una novela como la vida de Vivian Gornick y principalmente sobre la relación con su madre, una inmigrante de la vieja escuela frente a la vida de su hija, escritora, divorciada, libre. Un libro absolutamente recomendable. Por lo tanto encontrar la publicación de La mujer singular y la ciudad fue un regalo de verano inesperado.  Continuación natural de Apegos feroces, en La mujer singular y la ciudad Vivian Gornick sigue mostrándose como una mujer lúcida, sensible e insobornable que, siendo la realidad como es, no acepta su lugar en el mundo.  La mujer singular y la ciudad es un mapa fascinante y emotivo de los ritmos, los encuentros fortuitos y las amistades siempre cambiantes que conforman la vida en la ciudad, en este caso Nueva York –una ciudad, nos dice Gornick, que hace soportable su soledad–. Mientras pasea por las calles de Manhattan, de nuevo en compañía de su madre o sola, Gornick observa lo que ocurre a s

El proxeneta, Mabel Lozano (Alrevés)

Motivado por su reciente reconocimiento en la última Semana Negra de Gijón – el premio Rodolfo Walsh a la mejor novela basada en hechos reales – me hice con El proxeneta, de Mabel Lozano, con la reservas lógicas de una autora desconocida para mí (como autora) pero con el aval del citado premio y de su interesante trayectoria en el terreno del cine documental, así como el respeto creciente del que escribe por Alrevés, una editorial que, con paso firme y una enorme coherencia, está dotando a su catálogo en español de una calidad referente en el sector. El proxeneta es la historia contada en primera persona de Miguel “El músico”, uno de los empresarios de la prostitución más poderosos de España en las últimas décadas, un proxeneta que, partiendo del negocio desde los escalones más bajos (comienza como portero de un pequeño club) acaba al frente de algunos de las macroburdeles más importantes del país. De esta forma, como si de una confesión se tratase, Miguel relata con pelos

Cara de velocidad, Marga Tojo y María Hergueta (Kalandraka)

Hace unos meses fui a una librería infantil a comprarle un libro a mi hijo de 5 años. Para más datos fui a “El dragón lector”, para quedarse a vivir allí. Ante esa pequeña librería llena de tesoros tuve que preguntar para que me aconsejaran porque me quería llevar todos. La primera pregunta fue: “¿Qué cuentos le gustan al niño, los de piratas, de animales, de viajes…?” Y me quedé pensando mucho rato (demasiado rato) y al final tuve que responder: “La poesía”. Y es cierto, desde muy pequeño sus preferidos eran los que contenían poemas . Empezando desde bebé con los preciosos “ De la cuna a la luna ”, pero siguiendo con otros libros que no pensábamos que le podrían gustar tanto pero que sigue pidiendo una y otra vez: Mundinovi (a pesar de que le daban miedo algunas marionetas seguía queriendo leerlo), Almanaque musical, La mierlita, Los poemas de la oca loca, Pedro melenas …Y hablando con otros padres, parece que mi hijo no es el único. Los niños son devoradores de poesía. El día a

El refugio de los canallas, Juan Bas (Alrevés)

Voy a compartir durante este primer mes post-vacacional mis lecturas veraniegas, de unos meses que han sido muy fructíferos y donde he descubierto grandísimas lecturas, algunas de ellas de verdaderas joyas que llevaban mucho tiempo – años en algún caso – esperando en mis estanterías de libros pendientes. Voy a comenzar reseñando en un orden no cronológico, impulsado únicamente por mis ganas de contaros cuánto de bueno he leído bajo la sombra de una sombrilla en las apacibles tardes de Julio. El refugio de los canallas me surgió como posible lectura con el libro El eco de los disparos , el antológico libro de Edurne Portela donde nos invitaba a acercarnos al conflicto vasco con una mirada abierta y periférica, sin los clichés propios de los prejuicios inevitables en asuntos a menudo tan polarizados.   El eco… enriquecía el discurso predominante (y masivamente aceptado) que libros como Patria impusieron (e imponen aún) en el discurso social establecido. La lectura del l