Ir al contenido principal

Lila, Marilynne Robinson (Galaxia Gutenberg)

Creo haber encontrado un tesoro con Marilynne Robinson. En primer lugar leí Gilead y ahora tras leer Lila y saber que me quedan otros dos libros más de su universo, me siento privilegiada. Lila es la tercera novela protagonizada por los habitantes de Gilead en Iowa, junto a Gilead y En casa publicadas en español por Galaxia Gutenberg en 2011 y 2013. Y con ellas, Marilynne Robinson ha conseguido un lugar de honor en la literatura contemporánea. 

Lila, de cuatro o cinco años, malvive en una casa de obreros inmigrantes en algún punto del Midwest de la década de 1920. Nadie parece preocuparse mucho por ella. Pasa el tiempo acurrucada bajo una mesa hasta que rompe a llorar y alguien la manda fuera de la casa. Un anochecer, una mujer llamada Doll se lleva a Lila. Sobreviven uniéndose a una banda de trabajadores nómadas en busca de empleo mientras el país se sume en la Gran Depresión. Pasan los años y para Lila la felicidad sigue siendo algo extraño. Doll ha desaparecido de su vida sin saber cómo y ella sigue su deambular, preguntando casa por casa si alguien tiene un trabajo para ella. 


Mientras que en Gilead había encontrado sobre todo una oda al pensamiento filosófico y religioso, una oda a las pequeñas cosas de la vida, a las discusiones trascendentales y la sencillez, en Lila se muestra la pureza de la vida, su crudeza y la maravilla que es el amor. Así de cursi y así de cierto. Es en la relación con el reverendo John Ames donde el libro muestra todo su esplendor. 

Ya había conocido a John Ames en Gilead, allí llevaba la voz cantante. Ahora vemos el otro lado. Si en Gilead conocíamos su amor inconmensurable por Lila, su atracción, su amor puro pero sensual y sobre todo su miedo a perderlo, en este caso disfrutamos de los comienzos del romance, del mundo interior extraño y complejo de Lila. Un libro completa al otro. Ambos son maravillosos. 

El comienzo del libro nos revela la infancia de Lila. Desatendida por su familia, es secuestrada por una mujer llamada Doll. Ella le cuida y se convierte en su compañera. La miseria es palpable en toda esta historia, así como el miedo de Doll a que alguien reclame a Lila. Es una parte absolutamente absorbente y necesaria para conocer al personaje. La vida de dos outsiders en la América profunda. Pasando por la pobreza, el trabajo en condiciones explotadoras, los burdeles…Lila toca fondo. Entonces encuentra la redención en Gilead. 

El momento en que se encuentran John Ames y Lila en ambos libros es impactante. Lila se resguarda de la lluvia, empapada, en una iglesia en la que el reverendo está dando su sermón. Las miradas de ambos se encuentran y desde ese momento ya no pueden separar sus vidas. Primero él ayudándola a ella, buscándole trabajo de manera indirecta, utilizando su influencia con las mujeres del pueblo para que la acojan. Y después ella, cuidando a cambio su jardín sin que él se entere. No logro transmitir la belleza de esos actos. La autora sí que lo consigue, transmite una sensibilidad que he encontrado en pocas obras. 

También en este libro se nos sigue hablando de religión. No de una forma tan profunda y reseñable como en Gilead, pero sí a través del descubrimiento de Lila. Junto con sus avances en una vida más socializada, aparecen las dudas sobre si pertenece a ella, aparece su embarazo, el hijo tardío del reverendo, y uno de los pasajes de reconciliación más hermosos que he podido disfrutar. 


Lila nos transporta a otro país, a otra época, pero sobre todo nos transporta a la vida, a la belleza. Es un libro extraño y hermoso que todo el mundo debería leer, que te hace agradecerle todo a la vida y reflexionar sobre nuestros anhelos. Profundamente conmovedor. Un libro imprescindible.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via