Elocuencias de un tartamudo, Eduardo Halfon (Pre-Textos)

Hoy os traigo una joya literaria, una más del autor guatemalteco Eduardo Halfon. Asumo que puedo parecer redundante con la obra de este escritor. Pero Elocuencias de un tartamudo vuelve a ser otra joya dentro de la obra literaria del autor.

Todo comienza así:

Hace años leí sobre un programa que Paul Auster tuvo en la cadena de radio pública norteamericana, NPR, llamado «El Proyecto Nacional del Cuento». Auster salió al aire la primera noche y pidió a los oyentes norteamericanos que mandaran sus historias. Las únicas dos condiciones, les dijo, eran que éstas debían ser verdaderas y cortas. Lo que más le interesaba, les dijo, eran «historias que desafiaran nuestras expectativas del mundo, anécdotas que revelaran esas fuerzas misteriosas y desconocidas que influyen en nuestras vidas, en nuestras historias familiares, en nuestras mentes y cuerpos, en nuestras almas. Es decir, historias verdaderas que parecieran ficción». Se me ocurrió, entonces, una variante de la misma idea: convertirme en una especie de contador de historias de los demás. Al igual que lo haría un reportero o un periodista, estaría atento a historias que la gente me contara, historias en apariencia banales, inocuas, pequeñas e insignificantes. Y eso hice a lo largo del año 2009. Buscar y contar historias de otros, historias que yo iba recogiendo –en Guatemala, en México, en Iowa City, en La Habana, en La Rioja, en Ginebra– de la misma manera en que alguien, medio perdido, recoge piedras o pétalos o migas de pan. Algunas personas me las gritaron, otras me las susurraron, aun otras me las tartamudearon –pero siempre, cada una, con su propia elocuencia.

¿Necesitáis algo más? Así es un libro de Halfon, una propuesta apasionante al reverso de las historias cotidianas. En las del libro que nos trae hoy aquí siempre hay una segunda historia que subyace sobre la principal. Historias de gente normal donde lo normal torno extraordinario.

Halfon pone voz (y literatura) a gentes sin los recursos para contar su propia historia, y recorre medio mundo para encontrar esos protagonistas. Él, de nuevo, aunque detrás del telón, se convierte en protagonista de las historias contadas, aunque en esta ocasión haya elegido la voz en off como recurso narrativo.


Se trata de un precioso proyecto en forma de libro que merece ser leído y acariciado. Desde hace tiempo he elegido los libros de Halfon como regalo para la gente que quiero. Creo que hay pocas propuestas narrativas tan especiales como para merecer ser regaladas tan a menudo. Halfon es literatura y la literatura tiene acento guatemalteco.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts