Ir al contenido principal

Madre mía, Florencia del Campo (Caballo de Troya)



Qué alegría retomar una lectura de la editorial Caballo de Troya, uno de esos sellos que a pesar del cambio de manos (fue adquirida hace años por el grupo Random House) no ha perdido su frescura y su condición de imprescindible.
El tacto del grupo editorial y su sensibilidad en la forma de afrontar la jubilación de Constantino Bértolo (padre y alma de Caballo de Troya) han logrado que el formato se consolide y se convierta en un nuevo clásico. Un editor residente cada año selecciona y publica las obras de la editorial durante su “reinado”. Siguiendo la línea tradicional del sello, pocas novedades pero muy seleccionadas, el catálogo de Caballo de Troya ha tenido ya como editores a Elvira Navarro (2016), Alberto Olmos (2016) y Lara Moreno (2017). Para 2018 nos esperan las obras seleccionadas por Mercedes Cebrián. Espectacular, ¿verdad?
Hoy os traemos Madre Mía, la última publicación de Lara Moreno (supongo que la penúltima del año), escrita de la inédita Florencia del Campo. Caballo de Troya y los nuevos autores, sociedad necesaria e indivisible.

Madre mía es la expiación narrativa de la autora, que en primera persona nos cuenta su experiencia con la muerte de su madre, vivida la mayor parte del tiempo a un océano de distancia (la madre en Argentina, la hija en Europa, entre Madrid, París y Barcelona).
Madre mía está llena de dolor, de autoculpa y desgarro, y todo sin un ápice de sentimentalismo. Porque Florencia (autora y protagonista de esta ficción) nos abre las puertas de sus dudas (las que la hacen vivir a miles de kilómetros en momentos críticos de la enfermedad de su madre), sus propias experiencias vitales (como si vivir, reír, sentir o equivocarse fueran incompatibles con el dolor de la pérdida de una madre), sus tormentos (a través de imposibles y desgarradores diálogos inventados, casi impúdicos, entre madre e hija), sus miedos.

Como lectores no juzgamos (quién se atreve), solo contemplamos deslumbrados un ejercicio narrativo tan valiente (reconozco) como inevitable (sospecho) en lo que a veces parece un conjunto de notas no publicables de una persona que ha necesitado escribir lo que sentía como única forma de sobrevivir. El punto de partida (el pronóstico de su madre, aún en vida, de que su hija escribiría sobre su muerte) y el material casual utilizado (los partes médicos reales de su madre, incluidos en el libro en forma de fotocopia) son solo el catalizador de una historia de esas que dejan marca, como Mortal y Rosa, o como La hora violeta, de los que     ya os contaba en otra reseña – aún no me he repuesto.
Enhorabuena Florencia, has convertido en literatura algo que casi siempre se queda en el camino. Tú has logrado retenerlo.



Comentarios

Entradas populares de este blog

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via