Jessica Jones. Alias, Brian Michael Bendis, Panini Marvel


Desde hace un tiempo los aficionados a los comics y a las series estamos viviendo un periodo esplendoroso en lo que a la fusión de estos dos géneros se refiere. Estoy hablando de Netflix y el bloque de series en torno a Daredevil, Jessica Jones y The Defenders. Estas tres series están suponiendo una delicia para los aficionados y una inmejorable puerta de entrada para todos los que pensaban que las historias de superhéroes eran cosas de críos. Nada que ver con la realidad, estos superhéroes tienen problemas, adicciones, y pasan, en definitiva, por auténticas dificultades para alcanzar la felicidad. Sus poderes no les ayudan en su vida diaria, y son precisamente su principal lastre para su día a día.

En su día os hablé de Daredevil, la serie que inició esta saga y que estaba basada en el mítico comic de la casa de las ideas. Y seguimos con Jessica Jones, otro monumento al cómic para adultos que confirma que Netflix ha acertado en esta apuesta por dignificar este maravilloso género.

Y aquí tenemos a Jessica Jones, la antiheroína más genuina jamás creada, paradigma del ser superior, excluído de la sociedad por el hecho de serlo, no adaptado, con turbio pasado, con adicciones que potencian aún más sus problemas y, en definitiva, todas las características que la hacen un personaje terriblemente atractivo para el lector que encuentra lo perfecto en lo imperfecto (se entiende, ¿verdad?).

Alias es una novela negra magistral, donde cuesta reconocer que se trata de un cómic de superhéroes (veremos pocos actos heroicos) y donde la agencia de detectives de Jessica y los casos sórdidos que investiga son el triste telón de fondo a un pasado que se nos desvelará poco a poco.

Pronto conoceremos su relación con otros superhéroes (aquí los amantes de la serie encontrarán relaciones familiares) e iremos desmontando capas hasta encontrar algunas de las grandes verdades que rodean a uno de los personajes más fascinantes que ha parido el universo Marvel.




Quiero animaros a leer Jessica Jones, Alias, obra maestra del mundo del cómic que me obliga a recordar a otros grandes: El Batman de Frank Miller (El regreso del caballero oscuro, Año uno), Daredevil: el hombre sin miedo o La visión, sin olvidar a Watchmen. Todos ellos reinventaron el cómic de superhéroes como en su día otros hicieron con el Western. Encuentro tantas analogías entre el western crepuscular (en la poesía, en el desencanto, en la enorme fuerza narrativa) y estos cómics crepusculares que me encantaría que su difusión entre los adultos a los que quiero corriera como la pólvora. Disfrutadlos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts