Ir al contenido principal

El año que nevó en Valencia, Rafael Chirbes (Anagrama, Cuadernos)


Qué gran noticia que Anagrama recupere sus míticos Cuadernos, textos breves que invitan a detenerse entre la novedad narrativa imperante y que nos permiten ordenar nuestras ideas, reflexionar sobre lo menos actual (no por ello menos vigente) y que suponen, en definitiva, un soplo de aire fresco para el lector empedernido.
 
Vino en forma de regalo y no ha podido ser más acertado, ya que El año que nevó en Valencia de Rafael Chirbes fue el primero de la colección en el que había puesto atención.
 

El año que nevó en Valencia es una novelita de apenas 80 páginas en la que Chirbes rememora un viejo recuerdo de la infancia, en la que siendo solo un niño asistió al cumpleaños de un hermano de su padre que, de manera excepcional, reunió a la casi totalidad de la familia para celebrar el acontecimiento.
 
La historia recorre a los diferentes miembros de su familia, a su padre ausente, a su madre, presente en esta celebración de la familia política, a recuerdos vagos pero también a recuerdos con un nivel de detalle propio de los hechos que se graban a fuego cuando solo eres un niño: el suave abrigo de tu tía, el llanto inexplicable que brota en el niño Rafael y que solo entiendo tu tío más cercano o la nueva vida de su madre una vez abandonado el luto.


Pero sobre todo, por encima de todo, ese paisaje de fondo que ilumina nuestros recuerdos infantiles. A veces es un color, o una música de fondo, o simplemente el olor de una comida. En el caso del recuerdo de Rafael es la nieve. Porque ese año nevó en Valencia, y ese es el recuerdo más vívido de todo lo que nos cuenta.
 
Leer esta joya de Chirbes es un milagro, que nos vuelve a recordar que el escritor ya no está entre nosotros y que tenemos que seguir reivindicándole. Que sea por muchos años maestro, que tus libros sigan reinando en nuestras mesitas de noche.
 
Gracias a Anagrama estos textos vuelven a nosotros, y sin duda este no será el último. Su contenido promete muchas tardes de felicidad, pero solo por el formato (cuaderno, no podía ser de otra forma, bolsillo de los de verdad, cierto aire clandestino) merece la pena hacerse con ellos. Leedlos y disfrutadlos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via