La visión, poco mejor que una bestia, Tom King (Marvel Panini)


Hace unas semanas escribíamos sobre La visión: Visiones de futuro, la obra maestra que ha revolucionado el mundo del cómic de los últimos años. La cita con el segundo volumen que cierra  la historia, La Visión: Poco mejor que una bestia, era por tanto cita obligada en el blog.


Si en el primer tomo el argumento principal se desarrollaba de forma magistral (el deseo de La visión de ser uno más en la sociedad y de formar una familia), en el volumen que cierra la historia nos encontramos con el desenlace, inevitablemente fatal, del que me gustaría destacar dos elementos.

En primer lugar, el primer capítulo, magistral, antológico, en el que en unas pocas páginas bastan para explicar por qué hemos llegado hasta aquí. Se trata de un flashback que resume la relación, anterior a la actual, entre La visión y La bruja escarlata. Para los que estéis versados en el universo Marvel no es necesario que aclare la importancia de la Bruja Escarlata en el destino de la casa de las ideas. Su aparición y la trascendencia de este matrimonio supone por tanto todo un acontecimiento.

Pero no os asustéis, para los que esto os suene a chino simplemente encontraréis la historia de un matrimonio resumida en unas decenas de viñetas. Una auténtica obra de arte, magistral y triste por partes iguales. Salvando las distancias (permitidme la analogía imposible) el capítulo me recordó a otra obra maestra, el prólogo de Up, esa maravilla sin palabras que ya es historia del cine.

En segundo lugar quiero destacar el protagonismo en este último volumen del hermano de La visión (o para ser más exactos del hijo humano de Ultrón, el creador de la Visión). Este personaje convierte a la historia en una epopeya de tintes Shakespearianos que nos recuerda de nuevo a otras grandes obras. El hermano que pasa de convertirse en salvador a verdugo solo con un gesto, y la idea final de que el destino escrito no puede ser cambiado, y que cualquier intento de hacerlo solo servirá paradójicamente para provocarlo.


Poco mejor que una bestia se convierte, como su antecesor, en lectura imprescindible en esta ocasión de forma indisoluble con el primer tomo. Si no eres lector de comics descubrirás cuántas joyas te esperan, mientras que si lo eres solo te habré ayudado a adelantar esta maravilla a tu lista de lecturas pendientes. De nuevo Marvel ha hecho historia y no te lo querrás perder.
 


0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts