Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

Nos tomamos un descanso

Queridos lectores: Después de unos meses intensos y apasionantes en lo que a lecturas se refiere en niundiasinlibro, nos tomamos un respiro. Durante el mes de Agosto, dejaremos de publicar reseñas. Queremos poner orden a todo lo leido en las últimas semanas (la playa da para muchos libros...) y nos apetece concentrar todos nuestros esfuerzos en terminar algunos libros que nos tienen sin aliento y que van a llenar nuestras calurosas tardes de Agosto. Eso sí, preparaos para Septiembre, porque hay muchos libros de los que estamos deseando hablar. ¿Queréis un avance? Tan poca vida , Hanya Yanagihara (Lumen) : el monumento literario de 2016 que sin duda ha marcado nuestro verano. No comparto los postres , Niño de Elche (Bandaaparte) : Una excelente oportunidad de conocer a este  artista inclasificable. Velocidad de los jardines , Eloy Tizón (Páginas de Espuma) : Reedición imprescindible del clásico, el libro de relatos con mayúsculas de la literatura en caste

Bella muerte, Kelly Sue DeConnick y Emma Ríos (Astiberri)

El calor ha llegado ya por estos lares de forma potente y eso está influyendo en mis noches de lectura ya que el cansancio me vence y necesito grandes dosis de motivación para ponerme a leer una larga novela. Pero por el día de la madre me llegó Bella muerte, una novela gráfica que tenía muchísimas ganas de leer y que me ha servido como refrescante paréntesis entre lecturas más contundentes. Aunque refrescante no es el adjetivo más apropiado para esta obra. Un viejo y una niña llegan a un pueblo a contar una historia, la historia de Bella. No es un cuento bonito, ni fácil, es un cuento de celos, de miedo y terror. Y alguien que escucha a esta niña ve en ella su futuro, en lo que se convertirá si se lo permiten. Comienza entonces una huida para salvar a la niña de su destino o de los que no quieren que éste se lleve a cabo. Emma Ríos encuentra en este volumen su consagración. Esta arquitecta gallega ha conseguido ser nominada a los Eisner y tras su paso por varios Marvel,

La vegetariana, Hang Kang (Rata)

Tenía muchas ganas de leer La vegetariana, obra de la surcoreana, Hang Kang   traída a España por la joven editorial Rata y que está cosechando excelentes críticas. Puedo decir que no solo me ha entusiasmado, sino que es un excelente ejemplo de cómo un libro puede ser algo totalmente diferente a lo que inicialmente esperas de él. Son los peligros de las lecturas diagonales, que en mi caso me han jugado una buena pasada, pues la sorpresa de la lectura ha provocado un impacto casi desestabilizador en el poso lector del que os escribe. Una mujer de Seúl, cautiva en una vida normal de casada, decide hacerse vegetariana a pesar de todo tipo de oposición familiar y social. Como os decía, esa es la lectura diagonal. Porque La vegetariana NO es eso. Si bien es cierto que ese es el punto de arranque de la novela, la historia de esta mujer está cargada de simbolismo. En una sociedad como la surcoreana, con un patriarcado dominante e incontestable, la decisión de la protagonista sup

Canción dulce, Leila Slimani (Cabaret Voltaire)

Hoy os hablo de uno de los libros más celebrados de los últimos meses, una lectura que esperaba con expectación y que me ha supuesto tres noches sin respiro. Canción dulce puede parecer un thriller pero es justo lo contrario. No hay suspense, porque en el primer capítulo se desvela todo. TODO. Tampoco hay estereotipos, no hay villanos (aunque lo parezca) ni víctimas (aunque también lo parezca) sino, de nuevo, todo lo contrario. Me atrevería a definirlo con una palabra: desasosiego. Lo que convierte a Canción dulce en una obra sutilmente soberbia es que dinamita algunos de los pilares que conforman nuestras vidas de confort y seguridad : la confianza, la fe. La confianza en los desconocidos, esa confianza que nos hacen rellenar los huecos de incertidumbre como única esperanza para la supervivencia. En la novela esos pilares son la niñera con la que nuestros hijos pasan horas mientras nosotros cumplimos con nuestras obligaciones vitales. Es esa persona a la que de repente

La visión, poco mejor que una bestia, Tom King (Marvel Panini)

Hace unas semanas escribíamos sobre La visión: Visiones de futuro, la obra maestra que ha revolucionado el mundo del cómic de los últimos años. La cita con el segundo volumen que cierra   la historia, La Visión: Poco mejor que una bestia , era por tanto cita obligada en el blog. Si en el primer tomo el argumento principal se desarrollaba de forma magistral (el deseo de La visión de ser uno más en la sociedad y de formar una familia), en el volumen que cierra la historia nos encontramos con el desenlace, inevitablemente fatal, del que me gustaría destacar dos elementos. En primer lugar, el primer capítulo, magistral, antológico , en el que en unas pocas páginas bastan para explicar por qué hemos llegado hasta aquí. Se trata de un flashback que resume la relación, anterior a la actual, entre La visión y La bruja escarlata. Para los que estéis versados en el universo Marvel no es necesario que aclare la importancia de la Bruja Escarlata en el destino de la casa de las ideas.

Leñadoras, Noelle Stevenson (Roca editorial)

Llevo unas dos semanas con ganas de comics y novelas gráficas. Me estoy poniendo al día con Marvel y con DC pero aún tengo ganas de más. Será el influjo estival pero mis ojos en las librerías se abren como platos ante las novedades comiqueras. Leñadoras no es una novedad, estaba en mi lista de deseos desde hace meses, pero una visita a la Feria del libro de Madrid lo puso entre mis manos. Con el verano a la vuelta de la esquina, el plan de las leñadoras no podría ser mejor. Cinco amigas pasan el verano de campamento desafiando a yetis hipsters, lobos de tres ojos y halcones gigantes mientras resuelven misterios. Son chicas duras y no están dispuestas a que seres sobrenaturales de cualquier tipo les arruinen la fiesta. Jo, April, Mal, Molly y Ripley son las Leñadoras, exploradoras guerreras, divertidas y un poco cínicas. Olvídate de las aburridas acampadas de tu instituto y date una vuelta con las chicas más cañeras del campamento más hardcore del mundo del cómic, donde nada es lo

El lagarto negro, Ranpo Edogawa (Salamandra Black)

Toca día de novela negra. Y dentro de la novela negra, toca día de clásico con un toque pulp. Comienza con una enemistad de las de tipo Moriarty y Holmes, aunque con un característico toque asiático muy exótico. La historia nos sumerge en la lucha sin cuartel entre dos enemigos acérrimos, cuya admiración y fascinación mutuas son un acicate para mantener una rivalidad innegociable. Así pues Kogoro Akechi ha de enfrentarse a la pérfida y sensual madame Midorikawa, quintaesencia de la femme fatale, apodada “Lagarto negro” por el espectacular tatuaje que lucen en brazo. Midorikawa padece la necesidad enfermiza de coleccionar los objetos más bellos del planeta, y cuando se propone conseguir la joya más preciada de Japón, la fuerza la empuja no es tanto el afán de satisfacer su deseo como la oportunidad de retar a Akechi y demostrarle que su inteligencia es superior a la de él.   Comienza el primer capítulo con una escena que nos pone los pelos de punta, en los bajos fondos de l

Reanudación de las hostilidades, Nacho Vegas (Espasa)

Qué difícil supone para mí escribir sobre Reanudación de las hostilidades , de Nacho Vegas, autor que forma parte de la banda sonora de mi vida desde que le descubrí por puro azar hace ya más de un década, cuando buscaba información sobre un tal Michi Panero, otro genio imposible e inclasificable. He seguido su evolución como autor con devoción   religiosa, descubriendo   en cada uno de sus pasos poéticos y musicales al fenómeno cultural más importante que ha dado este país en las últimas décadas. He de reconocer que la claudicación definitiva a su música vino años más tarde, cuando ya estaba absolutamente entregado a sus canciones. Fue El Manifiesto desastre , el disco definitivo, la obra maestra total, fruto, como tantas otras obras maestras de la creación humana, de un punto de inflexión. Nacho Vegas evolucionó (y solo la perspectiva del tiempo puede confirmarlo de forma definitiva) de un discurso musical introspectivo a la conexión de esa introspección con el mundo exterior