miércoles, 21 de junio de 2017

El problema de las mujeres, Jackie Fleming (Anagrama)

Comienzo este caluroso día recordando el buen rato que pasé hace unas tardes con este librito que os quiero presentar. A medio camino entre novela gráfica y libro de viñetas, esta recopilación de ideas insidiosas puede dejar impactado a más de uno.

¿Pueden las mujeres ser genios?
¿O sus cabezas son demasiado pequeñas?
¿Por qué en el cole sólo nos enseñan cosas sobre dos tres mujeres?
¿Qué puñetas estaban haciendo las demás a lo largo de la historia?


Porque explicar que las causas de la desigualdad se deben a razones estructurales y no a una rareza genética o anatómica de la naturaleza de las mujeres es lo que ilustra de maravilla el libro de Jacky Fleming. Pero sobre todo de una manera divertidísima. En todas las partes en que salía Darwing me he mondado de risa. No dudo de sus capacidades científicas pero claro, vivían en una sociedad que no les permitía más allá. La observación de los animales era más interesante que la observación de los seres humanos que estaban a su lado.

Es un as en las respuestas a esas vergonzantes preguntas u opiniones o teorías sobre el papel de la mujer en la historia del mundo. Porque hay que ser muy cerrado de mollera para pensar que hay menos mujeres genios por lo que nos cuentan en los libros de historia. Evidentemente si desde pequeña te encierran en tu casa, te dan material para hacer calceta por años y te dicen que no puedes hacer nada más en la vida, pues tienes que tener una voluntad increíble para superar el tema.

Como regalo subversivo es genial y también para alguna que otra amiga se eche carcajadas a lo grande. A través de sus irónicos dibujos podemos ver la reclusión de la mujer dentro de su hogar, la limitación con sus ropas y sus hábitos. También nos enseña algunas grandes mujeres que con su férrea voluntad consiguieron grandes logros aunque en muchos casos no el reconocimiento.


Una obra que explica como si fuéramos niños de infancia que el problema de las mujeres no es de éstas, sino de la sociedad en la que a cada uno le tocó vivir. A algunas personas hace falta que se lo expliquen así, pasito a pasito, desde lo básico.

Un libro que espero compartir con mis hijos dentro de unos pocos años para que no se hagan a la equivocada idea de la historia escrita por los hombres que yo tuve que sufrir. Aunque tengo que decir que el material del colegio de mi hijo me sorprendió hace unos días ya que con cuatro añitos le estaban contando algunos logros de mujeres en la historia que yo he conocido hace pocos años como Ada Lovelace. Las cosas cambian.  

lunes, 19 de junio de 2017

Tiene que ser aquí de Maggie O’Farrell. Libros del asteroide

Hoy vengo con una novela con alma de éxito de ventas. Pero de los que merecen la pena. De los que están bien escritos y bien trazados a pesar de que en un principio su argumento nos resulte muchas veces utilizado. De los originales, que arriesgan con su estructura literario y triunfan.

Daniel Sullivan y Claudette Wells son una pareja atípica: él es de Nueva York y tiene dos hijos en California pero vive en la campiña irlandesa; ella es una estrella de cine que, en un momento dado, decidió cambiar los rodajes por la vida en el campo, la fama por el anonimato. Ambos son razonablemente felices.
Sin embargo, esta idílica vida, trabajosamente construida entre los dos, se tambaleará cuando Daniel conozca una inesperada noticia sobre una mujer con la que había perdido el contacto veinte años atrás. Este hallazgo desencadenará una serie de acontecimientos que pondrán a prueba la fortaleza de su matrimonio.


Al día siguiente de terminar el libro nos pasamos por la biblioteca y no pude por menos que pedir prestado otro de la autora, de tanto que me había gustado. Sin embargo, era uno de sus primeros libros y la progresión de la autora es muy evidente. La que nos ocupa es una novela mucho más compleja, sutil, detallista y desarrollada. La evolución era muy evidente incluso en el argumento, en la historia en sí.

Una historia de cómo el pasado puede influir en tu futuro, de que nuestras acciones pasadas tienen consecuencias en algún momento. Pero también una historia de redención, de familias que superan los problemas de la vida, de esperanza. Es un cuento precioso acerca de cómo es tu familia, de lo que has de hacer para conservarla, de los lazos de sangre y los más poderosos, los del cariño.

El éxito de esta novela: su narración. La autora pone en voz de cada uno de los personajes los capítulos de todo el libro. Hay personajes principales que repiten pero es increíble lo que puede hacer por el ritmo, las aristas de los personajes, la caracterización…cada capítulo nos lo va contando uno de ellos y así puedes cruzar la opinión de él mismo y de más demás sobre el personaje y podemos intuir las implicaciones emocionales a través de sus conversaciones, de los gestos que observan del otro. La autora tiene una magia especial con el desarrollo de ellos, consigue que te mimetices, simpatices y finalmente se conviertan en algo parecido a tu propia familia, que quieras formar parte de su universo.

Destaco como tramas la del primer hijo de Daniel, un pequeño genio, en cuya evolución podemos encontrar la naturalidad de la juventud. También me ha encantado la historia que nos lleva hasta el momento del libro, el primer amor de Daniel. Los errores de juventud que cometemos y la forma en que las circunstancias (y a veces las malas intenciones de otros) nos hacen perder la oportunidad de nuestra vida. Pero el libro nos enseña también eso, que siempre hay un camino secundario que nos puede hacer felices. Que la vida tiene muchos recovecos y no hay que aferrarse a los malos momentos sino volcarnos en los nuevos y crear un futuro en ellos. Un libro muy optimista, que no sobran habitualmente.



Es cierto que este libro nos presenta un mundo idílico ya que sus personajes son todos amables, guapos, inteligentes…y sus únicos fallos son temporales y debido a situaciones límite. Eso ayuda a que la novela se haga atractiva y primaveral, perfecta para el tiempo que nos ocupa aunque evidentemente le resta credibilidad. Pero tampoco la necesita, es una novela de la que no te puedes despegar desde que la empiezas y que refleja perfectamente los sentimientos humanos y los lazos familiares. Es el gran acierto del libro. Una autora que te deja con ganas de más y que sin duda seguiremos leyendo. 

domingo, 18 de junio de 2017

Quién te cerrará los ojos, Virginia Mendoza (Libros del KO)


Después de haber leído La España vacía, la monumental obra de Sergio del Molino (con reseña pendiente, por cierto), era inevitable acercarse a otra de las obras recientes que escarba en el subsuelo de nuestro país, el que esconde a pueblos perdidos, despoblados o que están condenados a estarlo con la muerte de sus últimos habitantes, una suerte de héroes por accidente que nunca buscaron serlo.

En Quién te cerrará los ojos nos alejamos del riguroso ensayo para entrar de lleno en un viaje personal en el que la autora, Virginia Mendoza, descubre por sí misma la épica de los únicos habitantes de territorios olvidados de nuestro país. El viaje, a priori a medio camino entre lo puramente periodístico y lo antropológico, adquiere una dimensión introspectiva por la conexión sentimental que Mendoza establece con su pasado en Terrinches, su pueblo natal, pequeño territorio perdido en medio de la Mancha. Ese es en realidad el punto de partida: Todo comienza en Terrinches.
Panorámica de Terrinches
Sin olvidar esa conexión, Virginia Mendoza recorre la geografía española buscando esos territorios mágicos donde el tiempo parece haberse detenido. Y en su camino se encuentra con las aventuras de un americano en el pueblo cacereño de Deleitosa intentando plasmar la agonía rural el corazón del franquismo; o en su viaje a Espierta, donde encuentra a un pastor fuera de todo tiempo y lugar; o su encuentro con la última habitante de un pueblo imposible de la Castilla más profunda.
Hay historias bellas, antológicas, como la de Sinforosa y Martín, últimos habitantes en una aldea turolense porque ella considera de ley morir en el lugar que la vio nacer. O el maravilloso diálogo imposible (que la autora inventa y con ello hace posible) entre el protagonista de La lluvia amarilla y el habitante de un pueblo perdido de Huesca: nunca un diálogo inventado fue tan verosímil.
El actor Chema de Miguel Bilbao representó magistralmente en teatro al protagonista de La lluvia amarilla

El simbolismo más poético adquiere plena expresión  con  la resistencia de una anciana en el tejado de una iglesia protegiendo la campana que el obispado quiere llevarse. La ausencia de la campana supone la desaparición definitiva del recuerdo de los que alguna vez habitaron estos lugares. Y como contrapunto también encontramos otro simbolismo, el de aquellos que han buscado en la soledad de estos pueblos la paz que la vida en la ciudad no les dio.
Como decíamos antes, Virginia teje historias a partir de sus recuerdos familiares en Terrinches: establece paralelismos, crea vínculos remotos entre sus raíces rurales y lo que encuentra a su camino. Y con ello crea literatura pura y descarnada.
En el libro de Virginia Mendoza hay ecos de muchos de los autores que han tratado de acercarse a los silencios de los pueblos perdidos, de sus últimos habitantes, tan olvidados que parecen pura ficción. Julio Llamazares, Cristoff, el propio Sergio Del Molino, Camilo José Cela, Azorín… Muchos de ellos aparecen inevitablemente citados en este viaje que más que un viaje parece un paseo infinito por las piedras más angostas de nuestro pasado más cercano, aunque en este viaje hay mucho presente y paradójicamente mucho futuro. Mendoza comparte con ellos que lo que aparentemente parece una forma de explorar las motivaciones que han llevado a estos protagonistas al aislamiento, es en realidad un camino para explorar por qué en realidad nos parecemos tanto a ellos.
La autora, en otro de sus viajes antropológico-periodísticos
Para Virginia Mendoza todo empieza y acaba en Terrinches, pero en su viaje todo empieza y acaba en Deleitosa, con Josefa, ese rostro que quedó para la historia en la fotografía de Smith el americano, que consiguió enamorar a otro americano a miles de kilómetros en una de tantas historias imposibles y nunca sucedidas con las que se podrían escribir libros para la eternidad.


jueves, 8 de junio de 2017

Una familia salvaje, Laurent Moreau (Editorial Patio)

Regresamos al siempre gratificante espacio para el libro infantil. Adentrándonos en su universo (que puede llegar a ser el nuestro si dejamos volar la imaginación) aparecen propuestas tan sugerentes como la que nos trae Libros del Zorro Rojo. Os presentamos Una familia salvaje, de Laurent Moreau.


El protagonista de esta historia nos presenta a su familia, con sus cualidades (también con sus defectos), lo que le hace sentirse orgulloso de ellos.

 Pero lo mejor de todo está por venir... Nuestro narrador encuentra en un animal diferente a cada miembro de su familia. Su padre es un león, su madre una jirafa, su hermano mayor un elefante... Y cada uno tiene las cualidades personales propias del animal que el niño ve en ellos. Su padre es peludo y feroz, aunque a veces tierno como un gatito, su madre bonita, grande pero discreta como una jirafa, su hermano es fuerte y terco, pero de buen carácter...
 Y así, todos y cada una de las personas que forman parte de su vida. El libro supone un maravilloso ejercicio para niños y mayores sobre la empatía y la capacidad de amar a los demás aceptando cómo somos. Los dibujos, ricos y variados pero conceptualmente sencillos nos hacen pasarlo en grande con nuestros pequeños.
Y al final, como casi siempre, lo más difícil es definirnos a nosotros mismos. Así se despide nuestro amigo, mostrándose como es, sin ser capaz de ver en él a ningún animal. Y tú, ¿Cuál es el animal que crees ser?


miércoles, 7 de junio de 2017

David Bowie is inside

Coincidiendo con la llegada a España de la exposición David Bowie is, la editorial Malpaso ha publicado el libro David Bowie is inside, una monumental obra-catálogo que, apoyándose en dicha exposición, acaba construyendo un enorme relato biográfico del mito musical británico.



David Bowie es probablemente uno de los iconos culturales más importantes del Siglo XX, solo comparable a mitos como Salvador Dalí y Andy Warhol. Su importancia radica en que es muy difícil separar sus influencias puramente musicales de las estéticas y culturales con las que su música iba acompañada de forma indisociable.


Bowie rompió barreras que antes parecían infranqueables, redefinió las fronteras de la identidad sexual, retorciéndola y explorándola con una libertad no conocida hasta entonces. Además, utilizó su potencia en otras disciplinas artísticas (moda, teatro, cine) para hacer de la música un espectáculo que trasciende a la circunscripción tradicional puramente musical.




David Bowie es el siglo XX, y esta exposición trata de mostrar a través de los diseños de los trajes del artista la trascendencia y el legado de su influencia artística. Una edición espectacular de Malpaso, que parecen empeñados en convertirse en una editorial imprescindible en un panorama donde no parecía que hubiera hueco.







David Bowie siempre será recordado (su influencia es evidente) por su innegable influencia (recibida y dada) a los lugares comunes distópicos de la ciencia ficción apocalíptica: Blade Runner, Dune, Mad Max... beben sin duda de la estética postpunk de este genio contemporáneo.




Si tienes la oportunidad no lo pienses y ve a ver en directo David Bowie is (Barcelona desde el 25 de Mayo), pero si no te es posible, este libro hará las delicias tanto de fans como de descubridores del talento británico.




Os dejo con su música, estratosférica, como venida del futuro. Disfrutadla.





lunes, 5 de junio de 2017

La visión, (Marvel Panini)

De vez en cuando aparece un cómic que lo transforma todo, y que supone un paso más hacia la consideración definitiva de la novela gráfica (el nombre que eufemísticamente) le damos al cómic adulto como obra magna, pieza magistral que puede ser disfrutada por cualquier tipo de público.

Watchmen, Sandman, Maus, From Hell... a todas estas obras maestras hay que sumar La visión, la nueva apuesta narrativa de Marvel.


Aunque es un tema tratado históricamente por la casa de las ideas, el conflicto del superhéroe en su convivencia con los humanos siempre ha sido tratado dentro del contexto aventuresco de Marvel (que me perdonen los expertos en la materia, esta es la opinión de un aficionado de nivel medio). Había apuestas más oscuras, mucho más adultas que trataban el enfrentamiento del diferente al mundo convencional, su aislamiento y su casi siempre irremediable fracaso en el intento de ser considerado uno más. Mis preferidos son sin duda El regreso del caballero oscuro (Frank Miller) y Watchmen (Alan Moore), obras maestras imprescindibles e indiscutibles de la literatura.


Como os decía, con Marvel no había encontrado esa obra equivalente, si bien su universo lo pedía a gritos. Los mutantes siempre han sufrido la marginación de ser considerados bichos raros, y de una forma o de otra su condición ha servido para construir precisas metáforas sobre la condición humana.

En La visión Marvel deja que Tom King desarrolle esta apasionante idea, la de un superhéroe intentando ser normal, formar una familia, educar a sus hijos, convivir con sus vecinos como uno más.




Nos alejamos de la aventura inherente al universo marveliano para adentrarnos en los conflictos morales y personales de aquellos que, independientemente de su origen (en este caso no humano) han desarrollado condiciones propias de los hombres y se sienten legitimados para desear aquello que desean otros humanos: amar, proteger, ser amados.




La puesta en escena es espectacular, y el desarrollo narrativo es impactante, comparable a obras de la talla de Blade Runner o Inteligencia Artificial, referentes en el género (en este caso en la pantalla grande).

Nos encontramos ante una obra maestra. Lo mejor de Marvel en los últimos años, la mejor oportunidad de coger un cómic entre las manos tengas la edad que tengas y echar a volar.


Si es tu primer cómic descubrirás cuánto te queda por conocer sobre las posibilidades de este maravilloso género. Descubrirás una historia, lejos de lo que puedas personal, profunda y filosóficamente conmovedora. Descubrirás que los cómics no tienen por qué tener finales felices.

Estamos deseando conocer el final de la historia (en el segundo tomo termina todo). La portada con la Bruja Escarlata no deja lugar a dudas. Hay que leerlo de inmediato.



domingo, 4 de junio de 2017

Moravia, Marcelo Luján (Salto de Página)

Fue hace algo más de un año cuando se tambalearon los cimientos literarios de este blog tras la lectura de Subsuelo, la perturbadora historia de terror con la que Marcelo Luján se consolidaba como uno de los autores a los que había que prestar atención de ahí en adelante. La novela se convirtió en una de las obras más destacadas en un año de grandes libros.

Necesitábamos otra novela, y esta ha llegado de manos (de nuevo) de Salto de Página, que ha echado la vista atrás para recuperar una obra anterior, Moravia. Es otra de las experiencias que solo la literatura puede darnos: leer una obra anterior como si hubiera sido recién creada. Así la hemos disfrutado, y el (aparente) cambio de registro del autor nos ha servido de coartada cómplice para el engaño.



Moravia comienza con el regreso de una familia al puerto de Buenos Aires tras los estragos causados por la Segunda Guerra Mundial. Es el regreso de él en realidad, Juan Kosic, argentino que abandonó su tierra obligado por el desprecio de su madre. Ahora es un bandeonista de éxito que deshace los pasos dados que le llevaron a fundar una familia en Nueva Orleans, donde se convirtió en un hombre hecho a sí mismo. Kosic regresa con su mujer, de origen checoslovaco, igual que su madre, y su hija, ya norteamericana de nacimiento.

Pero el regreso de Kosic a la pequeña aldea que le vio nacer tiene un siniestro propósito: ocultando su identidad, quiere presentarse al viejo hostal regentado por su familia y darle una cruel lección, desvelando solo al final de su plan su verdadero nombre.

Moravia es un cuento moderno sobre la necesidad de venganza del ser humano, y la primacía del orgullo como luz de guía de fatal desenlace. Porque como en toda fábula, el final es conclusión y moraleja.

La capacidad de Luján de crear una atmósfera teatral, casi de recinto cerrado, es brutal. El viaje hasta las entrañas de la Argentina más remota es la antesala ante uno de los finales más brutales que recuerdo. De nuevo el cuento de terror, de nuevo el precipicio sin posibilidad de salvación.

La construcción de los personajes es limpia y precisa, y el origen de esto potencia la sensación de que el mundo es un territorio nómada donde la estabilidad territorial es solo una circunstancia. Los protagonistas parecen en constante movimiento, como si este fuera la condición natural del ser humano. Las historias de migrantes sin fronteras, de exilios voluntarios o forzosos siempre suponen un ejercicio pedagógico para contextualizar realidades actuales. Nunca sobran historias que nos ayuden a empatizar con aquellos que dejan sus patrias tras sus pasos.

Marcelo Luján

Moravia  es de nuevo una lección de literatura por parte de Marcelo Luján, que me pone en la tesitura de decidir si es mejor o no que Subsuelo. Como no lo tengo claro, las corono a las dos.

Y de nuevo, novelas que nacen de otras novelas, esporas de las que brota vida de otras vidas. Moravia nace de una referencia, microrrelato mencionado (ni siquiera narrado) de El extranjero de Marcel Camus. Otra novela para reivindicar.

Os dejo con la última sensación, la que conecta a Moravia con la música turbadora de Nacho Vegas. No me preguntéis por qué (hay conexiones que cuesta describir) pero esta novela me ha llevado directamente a Maldición y El fulgor, canciones malditas del autor asturiano que hablan de pueblos silentes, actos inconfesables y sentimientos que no deben ser desvelados.

El fulgor, Nacho Vegas

jueves, 1 de junio de 2017

Mapas Literarios de Madrid y Barcelona (Prodigioso Volcán)

Terminamos la semana de una forma muy especial, porque desde que los descubrimos estamos entusiasmados. ¿Habéis oído alguna vez hablar de los mapas literarios? Hoy os presentamos dos muy especiales, los que nos traen nuestros amigos de Prodigioso Volcán.



Creo que una imagen vale más que mil palabras. Aquí los tenéis, son los mapas literarios de Madrid y Barcelona, dos ciudades literarias por antonomasia. Como podéis ver, el mapa literario se construye con nombres de autores, citas de obras, párrafos legendarios y los nombres de las propias obras para construir la historia de la ciudad representada desde el punto de vista literario. Además, los textos se representan en el lugar de la ciudad donde se desarrolla la historia o donde se relaciona históricamente al autor o a su obra. Simplemente maravillosos.



Prodigioso Volcán recupera un viejo proyecto de 2008 y reedita estas obras maestras dignas de cualquier casa donde se ame a la literatura.

Os animo a que os alegréis la vida y os hagáis con ellos a un precio por el que os darán ganas de comprar diez, os lo aseguro. Si os animáis, podéis contactar directamente con ellos o encontrarlos en La Central de Callao (Madrid), La Central del Raval (Barcelona) o la librería Venir a Cuento (Madrid).

No te quedes sin ellos. ¡Feliz fin de semana!