Tierra de campos, David Trueba. Anagrama.

Hay autores que todo el que los ha leído los menciona entre sus libros favoritos. Con las primeras novelas de David Trueba siempre me ha pasado esto. Le recomendaba a alguien Cuatro amigos o Saber perder y los que los habían leído me decían que les habían encantado y con los que no, la recomendación era un éxito. Así que un libro de él siempre es bien recibido en nuestra casa. Y con éste recuperamos al Trueba que más nos gustaba.



Con el objetivo de enterrar a su padre en el pueblo donde nació, Daniel emprende un viaje en un vehículo muy particular, un coche fúnebre, conducido por un chófer ecuatoriano, pintoresco y charlatán, de la mejor estirpe cómica. ¿Quién es de verdad Dani Mosca? Quizá, como sostiene él mismo, es sólo un tipo que hace canciones, sobre todo canciones de amor. Pero es también el niño que creció en un barrio humilde; que encontró la amistad más profunda de esa manera accidental en que uno encuentra las grandes cosas de la vida; que viajó y disfrutó de su oficio en la música hasta que la tríada clásica de los excesos (sexo, drogas y rock and roll) desintegró el grupo que había formado con sus amigos del alma; y cuya vida se sostuvo en un equilibrio precario pero resistente entre el deseo y la realidad.

Éste es un libro que trata sobre todo aquello que tratan los demás, amistad, amor, relaciones filiales… y lo bonito es saber tratar estos temas de esta manera, como si fuera una canción con sus altibajos y con su ritmo. Leer una historia como la tuya, como la de todos pero entonarla de un modo especial. Esa es la principal virtud de David Trueba, consigue que las cosas malas y buenas de la vida sepan mejor y estén llenas de humor cotidiano, del humor que necesitamos para seguir adelante.

La historia de Dani Mosca comienza entre los años 80 y 90 del anterior siglo y es la historia de un músico mil veces oída, de los excesos de algunos amigos, de la falta de inspiración, de los encuentros en la industria de la música… a lo largo del viaje que realiza en compañía de su fallecido padre al pueblo que lo vio nacer, Dani rememora y entremezcla pasado y presenta para mostrarnos cómo ha llegado a la situación actual. Sin sorpresas, nos va desgranando su vida y asistimos a todas las fases por las que hemos pasado los demás, el amor juvenil, el primer amor verdadero, la primera ruptura, el éxito, el fracaso…lo cierto es que no puedes dejar de ver a David Trueba en la voz del protagonista, parece su misma historia. 

El libro tiene el ritmo de una canción ligera como las que escribe Dani Mosca y después de Blitz, su anterior libro, volvemos a ver una novela muy similar a las primeras del autor pero más completa y madura. Le puedo poner un pero: la moralina. En tramos cercano al final noto demasiadas conclusiones de la historia, demasiadas explicaciones a la moral y los valores del protagonista, que no hacen falta. A pesar de ello es una novela que me ha encantado y que entra dentro de esa minúscula bolsa de: lo volveré a leer. Tan recomendable como siempre.  

Añado que soy de tierra de campos y que ha sido muy especial para mí ver retratada parte de mi tierra y de nuestro carácter en este libro. 



David Trueba (Madrid, 1969) estudió periodismo, profesión que nunca ha abandonado. Sus artículos de prensa están recogidos en distintas antologías, la última de ellas Érase una vez (Debate, 2013). Ha dirigido en televisión espacios tan singulares como El peor programa de la semana o la serie ¿Qué fue de Jorge Sanz? Su carrera cinematográfica, aparte de guiones para otros directores como Los peores años de nuestra vida o La niña de tus ojos, transcurre entre su exitoso debut con La buena vida en 1996 y Vivir es fácil con los ojos cerrados, que en 2014 se alzó con seis Premios Goya, entre ellos el de Mejor Película. Su trayectoria como novelista ha estado siempre ligada a la editorial Anagrama desde la publicación de su primer libro, Abierto toda la noche, en 1995. En 1999 apareció Cuatro amigos, que mantiene un idilio ininterrumpido con los lectores, y en 2008 su novela Saber perder conquistó, entre otros, el Premio de la Crítica y el de mejor libro del año según El Cultural de El Mundo. Fue finalista del Premio Médicis en Francia y sus novelas están publicadas en una docena de lenguas.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts