Ir al contenido principal

Nefando, Mónica Ojeda (Candaya)

Las lecturas diferentes, incómodas, las que se alejan de la ortodoxia, las que exploran territorios que hacen temblar a los obsesionados con el orden. Esas lecturas hacen que la literatura sea un mundo maravilloso e imprevisible; con ese tipo de lecturas ha crecido nuestra pasión por los libros desde que éramos solo unos niños; por y para esa literatura hemos construido un proyecto como este blog. Hoy os presentamos uno de esos libros que hace brotar todo lo anterior. Os presentamos Nefando, de la ecuatoriana Mónica Ojeda.



Nefando es la historia de un videojuego online ya desaparecido, de culto, gracias a (tanto su condición de juego de culto como su desaparición) a su contenido polémico y de corte delictivo. Años después, somos testigos privilegiados de las confesiones de sus creadores, seis jóvenes (tres ecuatorianos, dos mejicanos, 1 español) que compartieron piso cuando se gestó el videojuego.
 
El relato se estructura en capítulos que nos van presentando de forma independiente el testimonio (entrevistas) a cada uno de los autores de Nefando. Y esta estructura dota a la historia de un suspense claustrofóbico, casi insoportable. Porque Nefando parece en realidad el reverso perverso de las vidas de los seis protagonistas. Es ese reverso que no queremos ver, que nos asusta si es a nosotros a quien nos pertenece: asusta tanto que no queremos que nos sea mostrado, aunque sea el reverso de otros. Por eso Nefando (el videojuego) es tan difícil de explicar, y por eso la experiencia de haberlo jugado es (por los pocos testimonios que quedan) única en cada caso.
 
Además de estas entrevistas, el libro nos muestra material con el que la composición de la historia se completa: transcripciones de foros donde se habla del juego, de las experiencias de los usuarios, los relatos que escribieron los autores del videojuego antes y durante su creación) y reflexiones de estos que nos ayudan a comprender sus orígenes y sus motivaciones.
 
Nefando trata temas que no vamos a encontrar en novelas de Ruíz Zafón: Abusos sexuales, pederastia, relatos escalofriantes de infancias que prefieren no ser recordadas. El relato no es una investigación policial (que podría serlo pero se nos muestra ya concluida), solo trata de explicarnos todo aquello que no se resuelve en un juicio, los límites morales cuando la víctima no se considera como tal, esas fronteras incómodas que no forman parte de los debates convencionales, esos en los que todos nos atrevemos a opinar. Hablemos en serio de asuntos en los que preferimos fingir consenso, y en realidad no es otra cosa que falta de osadía.

Mónica Ojeda
Ha sido muy difícil escribir esta reseña, porque Nefando en realidad es una experiencia metaliteraria que trasciende a gran parte de lo leído por este que os escribe. Os puedo asegurar que me he encontrado pocas veces ante libros donde no sé si recomendar encarecidamente su lectura o mantener mi entusiasmo en secreto; experiencias que me apetecería completar escribiendo o llamando a la autora pero que no sabría por donde comenzar la conversación.
 
Porque Mónica, sospecho que sabes que lo que has hecho es muy grande, y has escrito un libro que tarde o temprano va a explotar (explosión literaria, entiéndase). O sospecho que también sabes que tu libro, como Nefando - el videojuego - puede convertirse en un libro que dentro de unos años pueda ser recordado como ese libro que ya nadie encuentra y del que dudaremos si alguna vez existió.
 
Quede esta reseña como muestra de que sí existió, y de que es tan real como la más absoluta ficción literaria.
.
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

Pensando el futuro

Como hemos hecho en otras ocasiones, vamos a iniciar un periodo de reflexión, de valoración de lo que somos, de lo que queremos ser y de cómo queremos ser en niundiasinlibro. Y es que la vida cambia muy deprisa y adaptarse no es una opción, sino una necesidad. Estamos buscando permanentemente maximizar nuestro entusiasmo, única manera de transmitir nuestra pasión. Aunque el alma del proyecto es el blog niundiasinlibro.com , y las redes sociales son el “soporte” al blog, nos hemos ido dando cuenta de que a veces parece justo al revés. Las redes sociales (Facebook, Twitter, Instagram) son soportes de difusión en sí mismos, y en el caso de Instagram ya se da el caso de que los proyectos generan contenido alrededor de una fotografía, sin más. Y eso incluye reseñas de libros. De ahí que estemos planteando varias alternativas de futuro:  Abandonar el blog y generar todo el contenido en Instagram, c rear un podcast,  un canal de Twitch (y venirnos arriba definitivamente), abandonarnos to

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá