Ir al contenido principal

Toca el piano, James Rhodes (Blackie Books)

Hace justo un año Blackie Books hacía tambalear el panorama editorial con Instrumental, la autobiografía del pianista James Rhodes, donde el testimonio de algo terrible como el abuso infantil se convierte en una lección de superación y vida además de una reivindicación de la música como gran medicina vital contra las adversidades.

Como si de una etapa más se tratara en su afán de convencernos de las bondades de la música, Rhodes ha escrito este arriesgado Toca el piano, en el que nos propone, sin conocimientos previos, tocar el Preludio nº1 en Do Mayor de Bach en seis semanas. Solo nos pide dedicar cuarenta y cinco minutos al día en ese periodo, dos manos y un piano. Un reto apetecible, ¿verdad?


He de deciros que aún no he leído el libro siguiendo el método propuesto: me falta el piano (aunque todo se andará), pero con mis modestos conocimientos musicales me permito opinar sobre el método empleado por Rhodes. Y he de decir que su propuesta pedagógica es inteligente y muy práctica, justo lo que podía esperar del pianista.

Tras un primer capítulo con las nociones básicas (notas, claves, nociones básicas del lenguaje musical, posiciones de los dedos y estructura musical de un piano), el libro nos propone, compás a compás, la práctica y la memorización de la composición de Bach.

La elección de la música es muy hábil, por tratarse de una bellísima composición y de una dificultad moderada. Rhodes lo deja claro al principio: quien quiera profundizar en el estudio del piano deberá hacerlo con un profesor. Los pies, en la tierra, no nos volvamos locos.



Por cierto, el libro (su edición) es de una belleza arrebatadora. Es muy difícil no llevárselo a casa, con esa tapa dura de corte clásico y ese color salmón de libro viejo. Un aplauso para Blackie Books por haber sabido leer tan hábilmente las posibilidades de un libro así en plenas navidades. Supongo, por otro lado, que las marcas de referencia en pianos comerciales estarán tallando una estatua en bronce de los dueños de Blackie Books: habrá que ver cuántos pianos se venden este año por culpa del libro de Rhodes.


James Rhodes se ha convertido en un personaje muy conocido en España. Instrumental ha conseguido poner de moda (asumo lo grotesto de la expresión) la música clásica, su entusiasmo al hablar o escribir sobre ella demuestra ser una herramienta más eficaz que los programas de Radio Clásica. Y solo por eso el señor Rhodes merece un homenaje.

Toca el piano supone, por encima de todo, la continuación de esta inteligente visión divulgativa de la música. Esperemos que cunda el ejemplo. Necesitamos más James Rhodes, en esta y en otras disciplinas artísticas que corren el riesgo de que se llenen de polvo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via