lunes, 28 de noviembre de 2016

Basado en hechos reales, Delphine de Vigan (Anagrama)

Hace muy poco que he terminado este libro. Para ser más exactos el sábado pasado. Pero necesitaba compartir cuanto antes mi impresión sobre él. Hace mucho tiempo que tengo pendiente de leer la anterior obra de la autora “Nada se opone a la noche”, que fue un éxito rotundo de público y crítica. Pero lo iba dejando, lo iba dejando. Ahora sé que no lo debo postergar mucho. A partir de este éxito abrumador se fragua esta nueva novela, que me ha dejado perpleja por su estilo y originalidad.


«Durante casi tres años, no escribí una sola línea», dice la protagonista y narradora. Se llama Delphine, tiene dos hijos a punto de dejar atrás la adolescencia y mantiene una relación sentimental con François, que dirige un programa cultural en la televisión y está de viaje por Estados Unidos rodando un documental. Estos datos biográficos, empezando por el nombre, parecen coincidir difusamente con los de la autora, que con Nada se opone a la noche, su anterior libro, arrasó en Francia y en medio mundo. Si en esa y en alguna otra obra anterior utilizaba los recursos novelescos para abordar una historia real, aquí viste de relato verídico una ficción. ¿O no?

Como os decía, partimos del éxito de una novelista, Delphine. Nos muestra los cambios en su vida desde que aquella novela en la que hablaba de la enfermedad mental de su madre le cambió la vida. Sufre el agotamiento de las ferias, las promociones, las charlas…está en un momento de transición entre esta obra y la fecha que se ha propuesto consigo misma para comenzar un nuevo libro.

Entonces conoce a L. Una nueva amiga, sofisticada, interesante, segura de sí misma…todo lo que a ella le gustaría ser y siempre ha deseado. Al mismo tiempo comienza a sentir un bloqueo profesional, a cuestionarse las ideas para su siguiente libro. Hasta que llega el punto en que la fobia la absorbe por completo y es incapaz de escribir ni una lista de la compra.

No estoy avanzando nada, esto es lo que nos cuenta Delphine en el primer capítulo y nos cuenta la causa desde el primer momento. Pero lo interesante viene cuando se va desgranando la relación entre ambas mujeres, el sometimiento, la vampirización como la llama ella. Una intriga psicológica que no da tregua, que no te permite dejar de leer ni un instante. Un estilo cercano, simpático, atractivo, que sorprende desde el prólogo.

El juego de la autora es evidente, nos hace creer que es ella, nos cuenta hasta los más mínimos detalles de su vida tras “Nada se opone a la noche”, nos quiere hacer pensar que esto le ha pasado realmente, que es una autobiografía. Pero en realidad abre el debate. ¿Qué quieren los lectores, ficción o no ficción? ¿Debe entregarse el autor a estas exigencias? ¿Elegir la ficción es elegir el camino más cobarde? ¿Está quedando la ficción relegada a las pantallas?


Una reflexión sobre el mundo literario, pero de una manera increíble, a través de un personaje trágico, transtornado. Aunque como nos encontramos en un juego, nunca se sabe el destino de L. ni sus propósitos reales…no puedo contar más. Posee toda la intriga de un thriller de Pierre Lemaitre pero el trasfondo literario y personal hacen de este libro una maravilla. Delphine de Vigan es sin duda una autora a seguir.


No puedo más que destacarlo entre las novedades del mes. ¿Lo habéis leído ya? Me gustaría conocer vuestras opiniones sobre él. 

jueves, 24 de noviembre de 2016

Una detective inesperada de Kerry Greenwood. Siruela

A veces apetece leer una aventura, con un protagonista atrayente que te haga soñar con llevar su vida y romper con la monotonía de la vida propia. Para mí la lectura supone eso, poder vivir otras vidas y olvidarme de lo cotidiano por momentos, simular que yo soy la detective con medias de seda… Este libro que acaba de editar Siruela nos da la oportunidad.

Una detective inesperada nos presenta la primera aventura de la clásica y moderna heroína que está conquistando a los lectores de todo el mundo. ¡Llega Phryne Fisher!

A finales de los años veinte, la vida social londinense está en pleno apogeo, pero la aristocrática e irresistible Phryne Fisher se hastía solo de pensar en arreglos florales y conversaciones educadas. Por eso decide que embarcarse rumbo a Australia, su tierra natal, para probar suerte como detective y así escapar del tedio de la alta sociedad inglesa, será algo de lo más emocionante. 



Phryne Fisher es la heredera de una familia acaudalada a la cual le aburren bastante las fiestas de sociedad, los chismorreos y las búsquedas de “pretendientes”. Así, cuando un matrimonio conocido le solicita ayuda con su hija y le piden que se traslade al otro punto del planeta, no tiene reparos en aceptar. Esta detective aficionada es una bella mujer con gustos caros, una sibarita, valiente, aguerrida, muy inteligente y también justa y solidaria con las desigualdades sociales. Además, su apertura sexual es llamativa en la época en la que se sitúa, en los años veinte.

Junto a Phryne destacan algunos personajes secundarios, principalmente los taxistas que la ayudan desde su llegada a Australia y la experta doctora a la que solicita análisis, pruebas y demás ayuda científica en sus pesquisas. A ellos se une su doncella Dorothy, que se convierte en su mejor aliada para resolver qué le ocurre a la hija de sus amigos londinenses y quién está convirtiendo Melbourne en una comunidad de adictos a la cocaína.

El personaje de Phyne Fisher a ratos se me antoja bastante incoherente y demasiado adelantado a su época. Pero luego me abstraigo y disfruto de sus aventuras ya al fin y al cabo también James Bond es un personaje bastante increíble también y no le suelo poner pegas en cuanto a entretenimiento. Además hay que recordar que en los años 20 la herencia de la primera guerra mundial había hecho que muchas mujeres tuvieran que salir a las calles a tomar el puesto de los hombres y fue una generación que pegó un saltó enorme en cuanto a su independencia. En contraste con los años 50 que trajeron bonanza económica y las mujeres se quedaron en casa porque ya no había tanta necesidad y se creó el rol conservador del ama de casa tipo Mad men.


Esta historia es la primera de una serie de muchas novelas que han tenido mucho éxito en su país natal, Australia. Tanto es así, que también hay una serie de televisión de amplia audiencia que nos narra las aventuras de la protagonista y que ha sido exportada a varios países de la Unión europea. No dudo de que la vería si llegara a España ya que como placer culpable tengo en mi pasado bastantes horas delante de la televisión viendo La Cazatesoros, o El joven Indiana… Para los fans de Juego de tronos como curiosidad os comento que la actriz que la interpreta es la actriz que interpreta a Lady Crane en la trama de Arya. Cosas de la globalización. 

jueves, 17 de noviembre de 2016

Música para el Viernes: Leonard Cohen

No podía ser de otro modo. Esta semana teníamos que terminarla con la música de Leonard Cohen. Porque los que adoramos a Cohen sabemos que él no necesita un Nobel de Literatura, aunque él sí se lo merezca. Porque él sí que nos ha hecho llorar de emoción (y Dylan no), de la misma forma que él siempre sintió estás tierras de forma diferente.

Os regalo dos pedazos de Leonard, al que es imposible llorar porque es más lo que nos ha dejado que lo que se ha llevado.

Dance me to the end of love. Cada vez que la escucho se hace más perfecta. El amor cómo nunca nadie lo había expresado, el título m s hermoso de la historia de la musica. 



Manhattan. Escuchar a Cohen en la voz y las guitarras de estos locos de Granada es una de una de esas experiencias transformadoras, como ese cuadro que no puedes dejar de mirar. Lo que hicieron Enrique Morente y Lagartija Nick con Omega es de tal magnitud que pasarán décadas hasta que logremos entender toda su grandeza.


Famous blue raincoat. La más triste es también la más hermosa. La canción que nunca deberíamos querer cantar.


Canción del extranjero. Nacho Vegas es probablemente el que mejor entendió a Cohen. Esta versión es la prueba evidente, pero el resto de su obra demuestra que en Nacho Vegas hay un enorme legado del artista canadiense.



Buen fin de semana.

Botanicum de Kathy Willis y Katie Scott. Impedimenta

De nuevo en las librerías un ejemplar de la colección “Visita nuestro museo”. Después de haber disfrutado tanto Historium como os contamos aquí nos dejaba muchas ganas de intentarlo de nuevo con Botanicum. Y es otro de esos libros que han comenzado a ser imprescindibles en   nuestro hogar de cara a todo el que venga a visitarnos. Tienen un lugar bien a la vista por si a alguien le puede alegrar el día.

Tras las exitosas Animalium, Historium e Historia de la vida, llega Botanicum, de la naturalista Kathy Willis y la ilustradora Katie Scott (Animalium), un apasionante recorrido por la vida vegetal, de las plantas perennes a los bulbos, de los árboles tropicales a las plantas exóticas. Un libro para guardar y regalar.



Este libro es una obra de arte, pero además es un libro muy interesante que nos ilustra sobre las primeras especies que poblaron la tierra, los árboles helecho gigantes de la época de los dinosaurios y las especies que pudieron sobrevivir hasta nuestra época actual. Así, nos encontramos ilustraciones tanto de plantas fósiles como de plantas vivas lo cual hace que sea aún más interesante.

No es una enciclopedia de plantas al uso sino que nos muestra un catálogo de ellas y nos cuenta historias la mar de interesantes, como de la Victoria amazónica, para la cual se hubo de recrear el hábitat tropical totalmente en Inglaterra y que tiene tanta densidad que es capaz de soportar el peso de una niña pequeña flotando sobre el agua.

A pesar de que la botánica no es uno de mis fuertes, mi alma científica ha disfrutado como una enana con este libro. Aún no tenemos Animalium así que creo que va a ser mi próxima petición de Navidad visto que lo que encontré en Historium no fue algo fortuito. Incluso mi hijo de tres años se ha interesado por él al verlo leer y le he estado contando algunas cosas. Durante unos días se lo quiso quedar en su biblioteca. Ahora disimuladamente ha vuelto a la mía.

Últimamente está habiendo una inundación en las librerías de este tipo de albums ilustrados, pero os aseguro que Botanicum merece la pena. Yo ya lo tengo reservado para regalo de una de mis amigas, estoy segurísima de que acertaré. 

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Mi vida en la carretera de Gloria Steinem. Alpha Decay

Acabo de finalizar un libro increíble. De esos que te cambian la vida o al menos te abren tus horizontes. Si alguien no conoce a Gloria Steinem (yo no la conocía hasta hace poco) se la presento. Gloria es una activista histórica en Estados Unidos de los derechos de la mujer. Bueno, de los derechos de la mujer, de los derechos raciales, de los derechos humanos…una figura muy reconocida en Norteamérica con muchos apoyos y también muchos detractores debido a lo que defiende. Muy conocida es la época en la que se hizo pasar por conejita de playboy para denunciar el sexismo en este medio y por la fundación de la primera revista feminista Ms. En este libro nos cuenta su vida a través de los continuos viajes en aras de su activismo.

Gloria Steinem tuvo una infancia itinerante. Cuando era pequeña, su padre solía meter a toda la familia en el coche y conducir, cada otoño, a lo largo de Estados Unidos en busca de aventuras para ganarse la vida. Y así se plantó la semilla: Steinem se dio cuenta de que crecer no tenía por qué significar estar siempre en el mismo lugar. Así comenzó una vida dedicada al viaje, al activismo y al liderazgo, a escuchar las voces de quienes inspiran el cambio y la revolución. Mi vida en la carretera es la historia amena, conmovedora y profunda de cómo Gloria fue creciendo, y con ella también creció el movimiento revolucionario por la igualdad, desde su primera experiencia de activismo feminista en India a su trabajo como periodista en los años sesenta; del torbellino de las campañas electorales a la fundación de la revista Ms.



No soy muy dada a la no ficción, pero en Mi vida en la carretera he encontrado aunados la veracidad de una biografía con la aventura de una ficción. Gloria nos traslada en primer lugar a su más tierna infancia, desde la cual su familia y ella llevaron una vida itinerante la mayor parte del tiempo. Esta parte la dedica a su padre, que era el nómada por naturaleza y se descubre en él, a pesar de intentar rebelarse contra su infancia al final se ha convertido en alguien a quien le apasiona la carretera, conocer gente a través de ella y conocer su propio país. La forma de escribir de la autora es apasionada, vibrante y muy íntima. Intercala momentos importantes de su activismo y las emociones que iba despertando en ella. Consigue inmediatamente que nos involucremos en su causa.

Después vamos pasando por otras etapas de su vida, por momentos surrealistas (así se llama uno de los capítulos más divertidos e ingeniosos), por momentos muy desmoralizantes. El libro transcurre a través de anécdotas que hace que el ritmo del libro sea envidiable. Las dos partes centrales dedicadas a los campus universitarios en los que tanto tiempo ha pasado la autora ejerciendo su activismo y el del apoyo a políticos desde la época de Bobby Kennedy hasta la actual han sido mis favoritos. Además llegan en un momento adecuado para poder entender más de la actualidad en Estados Unidos, un país más fragmentado y radical de lo que parece desde nuestras fronteras.

Personalmente el tema del feminismo me interesa especialmente pero no es un libro que nos hable de él directamente, de sus bases ni sus ideales. No nos intenta convencer, porque es algo tan evidente que me parece la postura más inteligente por parte de la autora. Sí que nos cuenta las primeras convenciones, los primeros movimientos del feminismo en los años 70, desde un punto de vista muy personal, nombrando a los más relevantes personajes de esos tiempos lo que te lleva a entender lo importante que fueron esos momentos en lo que vivimos actualmente.

Gloria Steinem
Finalmente Gloria nos invita a seguir en la carretera ya sea física o mentalmente, a no quedarnos quietos y a seguir conociéndonos a nosotros mismos y a los demás. Una reflexión necesaria en un mundo que se está tornando cada vez más egoísta y egocéntrico. Este libro ha supuesto una importante lectura en mi vida, ha cambiado mi forma de ver el activismo como algo de pocos, como algo radical. Simplemente son personas que se unen para escuchar a las demás. Un libro para todos, para ayudar en la lucha por la igualdad o simplemente para disfrutar con la vida de una persona extraordinaria. 


martes, 15 de noviembre de 2016

El ejército de piedra de Luis Manuel Ruiz. Salto de página

Me apetecía mucho leer este libro después de varias ojeadas al catálogo de Salto de página. Tenía ganas de una aventura extravagante y divertida y he acertado plenamente.

Una amenaza recorre Madrid. Esta vez el enemigo no procede del otro lado de las fronteras, ni de los bajos fondos, ni siquiera de esos subterráneos morales donde anidan peligrosas ideologías como el socialismo o el anarquismo; esta vez la amenaza son las piedras. De la noche a la mañana, y sin que nadie sepa por qué, las estatuas de la capital han abandonado sus pedestales, sobresaltando a pacíficos transeúntes o introduciéndose sin invitación en las casas de gente inocente. Los ministerios desmienten rumores que vuelan sobre las planas de los periódicos amarillos, y a menos que alguien intervenga con toda celeridad el asunto puede alcanzar dimensiones monumentales: las mismas de la Cibeles, de Neptuno, de las esculturas del Retiro y la Plaza de Oriente en cuanto se les ocurra sumarse a la estampida. 


Madrid, primeros años del siglo XX. La historia comienza como un relato de terror, un niño es secuestrado por una bestia, su madre los persigue angustiada… un disparo a tiempo y la bestia se rompe en pedazos, una estatua de piedra que cobra vida. Evidentemente hemos entrado en el terreno fantástico pero con un perfecto equilibrio con el humor.

A continuación vamos conociendo a los personajes que nos acompañarán en esta aventura. Irene Fo, buscadora de peligros y desafíos. Mujer bella (no olvidemos que las protagonistas femeninas siempre tienen que ser guapas además de tener otras mil cualidades, no como los masculinos que pueden ser feos como un pie si son eminencias en lo suyo), inteligentísima y experta luchadora, alpinista… ella es la hija de la autoridad científica Salomón Fo, que ha ayudado anteriormente a la policía a resolver los casos más inquietantes del país.

También conocemos a Elías Arce, un periodista en ciernes que va buscando las noticias más singulares y se topa con la más singular de ellas. Enamorado de Irene, la seguirá donde haga falta para conseguir la exclusiva o lo que se tercie. Además de estos protagonistas aparecen muchos secundarios bastante curiosos y divertidos, amén de los malos de turno.

Lo que más me ha gustado del libro es su sentido del humor. Es una aventura fantástica que no se toma excesivamente en serio a sí misma. Desde los piononos del profesor Fo y su rotura de dientes, hasta el intrincado desenlace…

Parece que el autor tiene toda la intención de continuar con la saga, que comenzó con “El hombre sin rostro” pero de la que nos avisa que tendremos que seguir lidiando con ciertos individuos. Sinceramente yo ya he apuntado la anterior historia para leer. Me gusta tener en cartera libros de puro entretenimiento, siempre bien escritos, bien desarrollados y con personajes completos, pero entretenimiento. Y me gusta mucho que esta vez haya sido un escritor español el que me lo haya ofrecido. Un clásico de aventuras detectivescas con aire castizo.  

miércoles, 9 de noviembre de 2016

El signo del miedo de Margery Allingham. Impedimenta

Ya estamos acostumbrados a los descubrimientos de Impedimenta sobre esos clásicos con aire británico que recuperan para el lector español ya que nunca llegaron a ser editados aquí. Es lo que ocurre con esta autora, Margery Allingham, que es un clásico en esas islas pero aquí nunca ha gozado de la fama que merece. Os dejo con el resumen que si sois amantes de los detectives clásicos como yo, os hará ir corriendo a vuestra librería más cercana.

Guffy Randall, un joven aristócrata inglés, no sale de su sorpresa cuando se encuentra con el Paladín Hereditario de Averna y parte de su corte en un hotel de la Costa Azul. Y es que ese flamante heredero no es otro que su viejo amigo Albert Campion, un caballero de alta cuna que se esconde tras un pseudónimo para poder ejercer de forma anónima su profesión de detective. Campion, acompañado de tres camaradas tan peculiares como él y de su fiel sirviente Magersfontein Lugg, un antiguo ladrón dado a los métodos expeditivos, se enfrenta esta vez a la misión de probar que el reino de Averna, un minúsculo y pintoresco principado situado a orillas del Adriático, pertenece a la Corona inglesa. Para ello se verá obligado a viajar a Pontisbright, una aldea en la que se toparán con grandes misterios, adolescentes precoces que se visten con telas de cortinas y cadáveres por doquier.


Bueno, voy a daros mi impresión en fechas: salió a la venta el veinticuatro de Octubre, ese mismo día se lo pedí a una de mis librerías de confianza. Lo recogí en ella el día veintiocho de Octubre. Sus trescientas y pico páginas estaban terminadas el veintinueve de Octubre.

La historia no puede ser más clásica y a la vez original. Nuestro detective aficionado, Albert Campion es en realidad un miembro de la nobleza al que le aburren sus orígenes y se dedica a la búsqueda de nuevas aventuras. En éstas estamos, cuando un encargo del gobierno le lleva a indagar en la propiedad de un pequeño reino escondido con un tesoro incierto…Esto lleva a nuestro protagonista y a sus amigos a un pintoresco pueblo de la campiña inglesa a buscar pruebas históricas.

La estancia en el pueblo no tiene desperdicio. Taberneros supersticiosos, herederos empobrecidos, muchachas inventoras, médicos transtornados…no quiero contar más pero el humor está presente en toda la novela. Albert tiene una forma muy interesante de manejar sus pesquisas. Un principio entre hacerse el tonto para terminar indagando en su excelsa cultura e inteligencia para sacar las conclusiones más inesperadas.
Los secundarios aquí son maravillosos. Especialmente Amanda, la chica inventora y el mayordomo Lugg, que da lugar a los diálogos más desternillantes entre éste y amo. También es impecable la figura del villano. Es uno de esos malos que dan un poco de pavor y respeto, en la tradición más genuina del genio Moriarty.


Es curioso lo que nos llega editorialmente a otros países. Albert Campion es un detective bastante conocido en Inglaterra, con veintiuna novelas en su haber e incluso una serie de televisión con él como protagonista. Pero bueno, hasta ahora habían llegado pocas de sus historias editadas en español e Impedimenta nos quiere solucionar este problema. 


Espero que ésta sea sólo la primera entrega porque ya estoy deseando leer más. Perfecto para leer con una pinta de cerveza negra.