Ir al contenido principal

En la belleza ajena, Adam Zagajewski (Pretextos)

Tenía desde hace tiempo pendiente la lectura del libro que os traigo hoy, En la belleza ajena, de uno de los más destacados autores de la literatura polaca (aunque inédito para mi), Adam Zagajewski.


Lo que en principio podía haberse planteado como una autobiografía, se convierte en un relato a medio camino entre un libro de memorias, el ensayo y un diario personal de carácter más o menos libres. La obra, con este planteamiento estilístico tan variado, adquiere la apariencia final de cuaderno de notas personal del escritor.


En él el autor hace un recorrido por su Infancia y juventud en Cracovia, más sensitivo que estrictamente geográfico. Una vida donde el concepto de patria muta y llena de dudas al autor (ucraniano de nacimiento, polaco de adopción, abandonando Polonia por Francia más adelante). El recorrido vital del autor está salpicado por la gran decepción que supone para él el comunismo (esa otra patria que considera pérdida), el totalitarismo y los estrechos límites de libertad asociados a él.

El autor reconoce sus dudas, sus dificultades para encontrarse a sí mismo desde el punto de vista vital y artístico. Por otro lado, esta suerte de memorias supone también un tratado de defensa de la poesía (como el autor reconoce, ejercer está defensa desde la prosa no deja de ser una curiosa paradoja). Porque Zagajewski ante todo se siente poeta. Sus experiencias con otros autores, su visión de la situación del mundo, su concepcion del arte.. también tiene cabida en En la belleza ajena.

Se trata de un libro maravilloso, de estructura poliforme, donde la cronología pasa a un segundo plano y la estructura está marcada por impulsos. Sin duda, tras leer un ejercicio narrativo como éste, uno se ve tentado a cargar el resto de su vida con un cuaderno en el que tenga cabida cualquier pensamiento que sea capaz de contar algo de uno mismo. El talento que demuestra el autor para darle forma de obra cohesionada a esta amalgama de formas de ver la vida propia es admirable.

En la belleza ajena es un libro único, probablemente irrepetible, de esos tesoros que nos hacen ver cuánta falta nos hacen este tipo de autores, que revientan las formas y los estilos ya inventados, demostrando que la esencia se define de otra forma, más allá de los formalismos estilísticos.

Adam Zagajewski

Por último, quería hacer una mención especial a las piezas de música clásica que aparecen en el libro. Adoro está especie de recomendaciones accidentales que a veces nos dejan los libros. Me acercan más a las historias que nos cuentan, porque, en definitiva, las historias que cuenten de cada uno de nosotros cuando ya no estemos, tendrán su propia música de fondo.

Aquí os dejo la de Adam Zagajewski:

Bach, Aria Erbarme Dich, de La pasión según San Mateo
Bethoven,  Septima sinfonia
Schumann, Primer y tercer trío con piano, movimiento inicial
Mozart, Requiem, Mozart
Brahms, Tercera sinfonia
Schumann, Sonata para violín y piano

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici