El costado derecho, Francisco Bescós (Salto de Página)

Últimamente hemos leído mucho de esta editorial. Está trabajando de manera destacable para llamar la atención sobre nuevas letras de este país y algunas que ya despuntan desde hace tiempo. Si os apetece leer algo original, nuevo pero cercano, os recomiendo este libro. 
 
Carlos Nogueroll atraviesa una crisis desmoralizadora. Todo lo que tenía, su trabajo, su matrimonio, sus lazos familiares, se ha venido abajo o ha cambiado hasta resultar irreconocible. Parece que su propio cuerpo es lo único que nadie podría quitarle, lo único que aún aporta testimonio de que Carlos Nogueroll sigue siendo Carlos Nogueroll. Hasta que, durante una operación rutinaria, le extraen por error un riñón para trasplantarlo a un enfermo, con consecuencias insospechadas. A partir de ese momento, Nogueroll, sediento de sentido, empieza a buscar desesperadamente una explicación a todo lo que está viviendo. No duda en prestar oídos a las teorías más delirantes con tal de hallar un culpable tras su desgracia, o una respuesta que le ayude a encontrar un lugar significativo en este mundo: conspiraciones, extraterrestres, tráfico de órganos... Tragicomedia quijotesca cargada de humor surrealista, El costado derecho recurre a las mejores herramientas de los géneros populares como el noir o la ciencia ficción para hablarnos de la debilidad de las caretas que nos representan, y de qué ocurre cuando esas caretas se desprenden de nuestros rostros dejándonos desnudos. Una reflexión sobre el fin de un modelo de persona en un mundo lleno de pistas falsas, tan vertiginosamente cambiante que quienes lo habitan se ven obligados a agarrarse para no caer.

Carlos Noguerroll es un catalán que lleva viviendo muchos años en Madrid y representa un personaje característico del "antes de 2008" en España. Después de empezar su negocio de construcción poco a poco, la suerte se pone de su parte (la suerte y la "ley del suelo") y todo le empieza a ir bien, su empresa crece y no puede ser más feliz con su mujer y su pequeño hijo. Pero en la narración que comenzamos las cosas no podían haber cambiado más. Su empresa ha quebrado tras la crisis, su mujer le ha dejado por otro y no reconoce en su hijo obeso al niño sano y deportista que jugaba con él.

Y entonces llega el error. En una operación sencilla le extraen un riñón sano. Y aunque el hospital se hace cargo de todo y le intentan ayudar con su recuperación, está claro que ahí empieza su infierno personal y la pérdida de su cordura. A esto ayuda un personaje bastante divertido, Gonzom, un compañero extravagante de su actual trabajo en Leroy Merlín. Extravagante se queda corto, ya que Gonzom es un buscador de teorías de la conspiración y le convence que ha sido víctima de un plan de robo de órganos orquestado por el gobierno. Ahí comienzan las fantasías paranoicas de Carlos, la búsqueda de algo que le haga recuperar su anterior vida, las persecuciones al portador de su riñón...un viaje algo inexplicable pero gracioso. 

El final me ha encantado ya que no lo esperaba para nada. No contaré nada más, pero es una vuelta de tuerca  hacia una nueva oportunidad. La vida recorre una movimiento cíclico. Las crisis también. 

El autor, Francisco Bescós
Me ha parecido una novela bastante divertida y original. En ocasiones aturde tanto surrealismo pero es una obra muy entretenida. A destacar las críticas sobre nuestra sociedad, sutiles pero cargadas de humor sin rastro de ese pesimismo crónico que pesa sobre nuestras letras. Un soplo de aire fresco. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts