En manos de las furias, Lauren Groff (Lumen)

Novela que viene precedida por su fama. Novela favorita de Obama en 2015. Best seller en las críticas del New York Times. Recomendada por buena parte de las celebridades norteamericanas, como Lena Dunham. Con todo este bagaje encima me dispuse a leerla en mi segundo tramo de vacaciones. Era un poco escéptica ya que todo eso de los best sellers y de complejas campañas publicitarias me hace recelar, pero a veces todos nos equivocamos.



Un hombre y una mujer caminan muy juntos por la playa. Hace frío, pero no importa. De repente se esconden detrás de unas dunas para celebrar su primer acto de amor carnal. Él es Lotto, ella es Mathilde, los dos tienen veintidós años y acaban de casarse, aunque solo llevan unos quince días juntos y saben muy poco el uno del otro. El hilo de sangre que mancha los muslos de Mathilde sella esta entrega que parece absoluta y exclusiva, y así será durante más de veinte años.

No quiero desvelar mucho de la trama ya que posee cierto componente de sorpresa al estar dividida en dos partes, dos caras de la misma moneda. En su idioma original esta novela se titula Parcas y furias, título más que acertado según avanza la trama. En la primera parte conocemos la infancia de Lancelot, Lotto para los allegados. Más que una narración contemporánea parece un cuento atemporal, el príncipe deseado, sin tacha, el genio innato.

Vamos avanzando en su privilegiada vida de niño rico, con todos los caprichos a su antojo, los años difíciles de adolescencia, el internado, la universidad… hasta que conoce a Mathilde, su media naranja. A partir de ahí observamos los entresijos del matrimonio, el amor incondicional ¿o no? La explosión del genio apoyado siempre por su mujer, todo desde el punto de vista de Lancelot. Una parte melancólica pero llena de vida, vibrante, como es Lotto. Éste es el lado de las parcas, del destino al que nadie puede escapar, que está escrito en el hilo de nuestras vidas. Desconcierta un poco, no sabes dónde quiere llegar, incluso empieza a resultar algo monótono. Y entones llega ella.

En la segunda parte lleva la voz cantante Mathilde. Se nos caen las máscaras, se airean las ventanas del domicilio conyugal. Si hasta ahora había sido una novela muy bien escrita y entretenida, a partir de este momento no puedes soltarla, tienes que ir recogiendo los retazos que Mathilde nos va soltando. Una parte diametralmente opuesta en sus emociones, que recoge la frustración, el miedo, la fatalidad… en manos de las furias. Aquellos seres mitológicos que perseguían los crímenes de los mortales durante toda la vida de éstos y más allá. No quiero contar más.

La autora, Lauren Groff

Me ha gustado mucho, muchísimo. Cargada de referencias teatrales, mitólogicas y operísticas. Saltando de época en época de un capítulo a otro. Narrando en prosa o declamando en diálogo teatral. Culta, inteligente, sorprendente y muy inquietante. En la línea de Gone girl pero mejor escrita y con unos personajes menos estridentes. Entiendo las recomendaciones sobre ella y las corroboro. Una novela de esas que no puedes dejar de leer. Intentadlo y ya me contareis. 

2 comentarios:

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts