Ir al contenido principal

Uno de mis hijos, Anna Katharine Green (dÉpoca)

Con este libro voy a empezar por el final. Compráoslo, haceos con él, no os arrepentiréis. Si os gustan los misterios de corte clásico, si os apasiona Wilkie Collins y sus coetáneos no os podéis perder esta novela.


Un elegante joven circula una tarde de otoño por Nueva York cuando una desesperada niñita reclama su atención y le suplica que entre en la lujosa mansión de su familia, pues su abuelo se ha puesto repentinamente muy enfermo y necesita ayuda. El joven, Arthur Outhwaite, se siente conmovido y acompaña a la pequeña hasta el interior de la casa, donde se convierte en la última persona que ve con vida al anciano, el gran financiero Archibald Gillespie. Antes de morir, este le confía una carta con la petición de que la entregue a una persona concreta, y a ninguna otra. 
 
Por desgracia, la víctima fallece antes de darle más información sobre la identidad del destinatario. Cuando poco después se confirma que ha muerto envenenado, surgen infinidad de preguntas: ¿Qué contiene la carta? ¿A quién va dirigida? ¿Quién es su asesino? 

Otra de esas obras perdidas y autores desconocidos por el público español que nos descubre la editorial Dépoca. ¿Qué tiene de interesante? Nos encontramos ante el más que probable asesinato del cabeza de familia de uno de los apellidos más conocidos de Nueva York. Un hombre intachable cuyo único aliciente para su asesinato es su herencia. Este hecho, además de una pista que se intuye irrefutable hace que las sospechas recaigan sobre sus hijos.

La autora, Anna Katharine Green
A partir de ahí comenzamos a conocer de la mano del joven abogado Arthur Outhwaite las pesquisas para inculpar a unos u a otros y conocer al verdadero culpable. Las cosas se complican cuando Arthur cae rendido a los encantos de la prima de los Guillespie, motivo de disputa entre algunos de los sospechosos. Intentando ayudar a la muchacha, este abogado investigará los turbios aspectos de los hermanos para limpiar el nombre del que él cree el favorito de su prima.  

La trama se complica. Vemos algunas tramas sin cerrar del pasado de los personajes, una incómoda verdad sobre las andanzas en los bajos fondos del hermano mediano. También encontramos pruebas, testimonios que nos van mostrando cómo se pudo producir el asesinato. Hasta llegar al final, que resulta una sorpresa pero que cierra todas las evidencias antes encontradas.  

Hay cierto toque melodramático típico de la época así como justificaciones psicológicas del comportamiento de los personajes. Es esto lo que me hace compararla con La piedra lunar de Wilkie Collins, uno de mis libros favoritos de este género.  




Una novela que se lee con mucha agilidad a pesar de que no es breve. Una de esos libros que te mantienen pegado al sillón olvidándote del mundo exterior. Muy disfrutable para todos los amantes de los misterios época. Pistas equívocas, varios sospechosos, algo de romance…todos los ingredientes necesarios para que la lectura fluya. Y muy bien escrita, algo que siempre hay que considerar en este género. No nos vale el misterio per sé, la forma es importante. Retornando al principio de la reseña, totalmente recomendable.

Anna Katharine Green (1846-1935) reconocidísima escritora americana considerada «la madre de la novela de detectives» y también la «inventora» de la detective solterona aficionada, la señorita Butterworth. Después de leer este libro creo que volveré sobre el anterior de la autora publicado en Dépoca: EL MISTERIO DE GRAMERCY PARK. Qué placer descubrir mi propia ignorancia sobre esta autora. Me quedan por delante nuevos libros que disfrutar de ella.  

Comentarios

Entradas populares de este blog

Neel Ram, de PL Salvador

Este blog no pretende ser un ejemplo de coherencia (dios nos libre), y si tuviéramos que presumir de algo podría ser de otras cosas, pero nunca de coherencia. Hablando de ella (o de la falta de ella), a lo largo de nuestra historia hemos sido especialmente erráticos en el formato: hemos pasado de reseñas individuales y sesudas a ejercicios de recomendación más accesibles, apuntando a lo concreto, dando foco a las sensaciones más que a los detalles. En este sentido, en lo que llevamos de año hemos encontrado el punto dulce en nuestras prescripciones semanales de los domingos: 3 libros para la semana, coincidentes con nuestras últimas lecturas. Nos sentimos cómodos haciendo justo esto y justo ahora, ni (os) saturamos, ni (nos) saturamos y nos creemos accesibles. Sin embargo, ha llegado un libro que nos obliga (porque queremos, es cierto) a transgredir la norma. O no. Un libro que son tres, con lo cual he llegado a la conclusión de que por esta y por otras muchas razones, era de justici

W, Isaac Rosa (Edebé)

Cuenta Isaac Rosa que no sabía cómo transmitir su pasión por la lectura a su hija Olivia, de 13 años, y que pensó que la mejor forma era animarla a escribir un libro juntos. De ahí nace W , la primera incursión del autor sevillano en la literatura juvenil. W cuenta la historia de Valeria, una joven que un día, al coger el autobús se encuentra con una chica igual que ella: Una doble. Al menos físicamente, porque a medida que Valeria y Valentina (su doble) se conocen, de descubren en la otra aquello que les gustaría ser y no son (personalidad, gustos, forma de actuar). Pronto comenzarán a darse algunas confusiones y cruces en la vida de una y otra, y surgirán preguntas que solo ellas podrán responder. He disfrutado mucho de la novela de Rosa, y la he leído tanto como lector adulto como pensando en mi faceta de recomendador de libros a un adolescente. Y en ambos casos el libro funciona muy bien. Hay que decir que Isaac Rosa es uno de los talentos literarios más empá

COLECCIÓN DE LA CUNA A LA LUNA de Antonio Rubio y Óscar Villán (Kalandraka)

He estado pensando en reseñar algunos de nuestros libros favoritos para leer a los niños, basándonos en nuestra experiencia como padres. Y no he tenido duda de con cual comenzar. Tanto por cronología, ya que fueron los primeros libros que empezamos a leerle a nuestro hijo, como por orden de recomendación ya que son los que me vienen a la mente cuando alguien me pregunta algo para regalar a unos padres primerizos (y hay más posibilidad de acertar que con alguna de las tropecientas cosas para bebés que seguramente no utilizará más de un mes). La colección De la cuna a la luna consta de varios libros en formato pequeño, en cartoné, con unas ilustraciones potentes y muy claras para los prelectores y un texto muy reducido pero muy poético. Son eso, poesía infantil . Para ser más claros, poesía para bebés. Además de los poemas de Antonio Rubio y las ilustraciones de Óscar Villán, les hemos encontrado ventajas muy prácticas en la vida de un niño de corta edad. Debido a su tamaño han via