Mala Letra, Sara Mesa (Anagrama)

Es una sensación preciosa cuando tienes ante ti el libro de un autor que te ha ilusionado anteriormente. Mueres por comenzar a leer, por olvidarte de todo en un instante. Pequeños placeres cotidianos. Así es como nos sentimos nosotros al toquetear el nuevo libro de Sara Mesa. Siendo una autora con una trayectoria relativamente corta debido a su juventud, tiene el doble de mérito que haya conseguido colarse entre nuestros contemporáneos españoles favoritos.

Portada de Mala letra


Este libro es una recopilación de relatos cuyo título se debe al tema de uno de ellos “Mármol” el cual tiene un alto componente autobiográfico. Está compuesto de once historias con un trasfondo común como nos indica la autora: “Mala letra es un catálogo de variaciones sobre cómo afrontar la culpa”, “Generamos culpa, acumulamos culpa y padecemos las culpas de otros”.

Y es así en cada uno de los relatos, desde la joven que se siente culpable por desear el mal a un familiar, el militar franquista cuyo pasado sigue presente a través de su soledad, la treintañera presionada por el tópico y típico deleznable jefe…

Estas historias presentan la misma atmósfera de desasosiego de sus anteriores novelas Cuatro por cuatro y Cicatriz, de las que ya os hemos hablado en el blog. Incluso algunos de ellos están ambientados en la ya familiar (y ficticia) ciudad de Cárdenas de sus novelas anteriores. Así logra una conexión real con un mundo de infancias defraudadas, familias inconexas y demás personajes conocidos en su prosa.


Cicatriz fue una de las grandes sorpresas de 2015
Si me permite la autora, yo ya me imagino Cárdenas como una ciudad andaluza sórdida, que la verdad es que no quiero conocer, con centros comerciales enormes, barrios oscuros y deprimentes, bloques y bloques de pisos…bueno, ya se ha hecho un lugar común dentro de mi imaginario. Me parece digno de elogio conseguir eso en tan pocas obras.

Sara mesa tiene una narración fluida y vibrante, que hace que no puedas despegar la vista de cada relato. El poso de su trasfondo nos dura tras la lectura.


Sara Mesa
Algunos cuentos me han parecido superiores a otros, al nivel de sus novelas, pero en líneas generales son sublimes y existe una conexión entre ellos, no sólo con protagonistas comunes -que los hay- sino a través de un discurso narrativo compartido que permite (y hace necesario) leer el conjunto de relatos como un todo. Por señalar algunos en concreto hablaría de “Papa es de goma”, con un suspense clave y con un final magistral. También me ha encantado “El cárabo” con un componente de terror infantil muy atrayente. En ese mismo tono está “Palabras piedra”, un duro relato del daño de las palabras, de lo condicionante que puede ser para nosotros el trato que recibimos de nuestros seres queridos.

Y con curiosidad he leído “Mármol”, que me ha parecido de los mejores y me ha recordado a otra de nuestras autoras favoritas, a la Marta Sanz de Lección de anatomía. Misma nostalgia de la infancia, misma retrospección hacia lo vivido con similar tono.

Es un libro totalmente recomendable. Si buscáis un nuevo autor de nuestras letras, en Sara Mesa podemos confirmar un gran futuro. Bien escrito, historias bien desarrolladas y el recuerdo estampado en nuestra mente hasta la próxima ocasión.

Que espero que sea pronto Sara.

1 comentarios:

  1. Aunque no sé si es el momento para mí, o precisamente por eso, tengo que leerlo.

    ResponderEliminar

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts