Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Pantaleón y las Visitadoras, Mario Vargas Llosa (Alfaguara)

Dicen que nunca es tarde si la dicha es buena, y acercarse a un novelista de los considerados eternos (sí, ese es el estado inmaterial que te otorga la concesión de un Premio Nobel) siempre merece la pena, al menos con el fin de poner en valor un galardón al que debo confesar con la boca pequeña que no forma parte de mis referencias de cabecera.   Dicho esto - sacrilegio para muchos - continúo con la confesión herética. Siempre he considerado a Mario Vargas Llosa como el escritor acomplejado de la generación de autores latinoamericanos de la segunda mitad del siglo XX que llevaron al cielo la literatura en español: Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar, Octavio Paz.. El acomplejado, el antipático, el altivo, el de menos talento.. El que, en definitiva, no encajaba. Bueno, pues reconozco que esos prejuicios contra él carecían de un fundamento mínimamente artístico: porque eran precisamente esos mismos prejuicios los que me servían de excusa par

Lo que no está escrito, Rafael Reig (Tusquets)

Tras un pequeño traspiés de bloguero novato (una publicación fantasma, una semana sin publicar) hoy vuelvo a escribiros con el entusiasmo de un descubrimiento. Y esta vez no puedo atribuirme ningún mérito: no se trata de un autor desconocido, ni siquiera de un escritor maldito, olvidado por su generación y ninguneado por la crítica (aunque algo de maldito sí puede que tenga). Es el mismísimo Rafael Reig. Después de haber leído Lo que no está escrito, su penúltima novela (publicada en 2012) no dejo de preguntarme cómo había podido cometer el terrible error como supuesto amante de la literatura de no acercarme a Rafael Reig. Ahora, tras la consumación del acto, no lo concibo. Rafael Reig se me ha revelado como un escritor sobresaliente y esta novela se ha convertido en el acto en uno de los mejores libros que he leído este año. Portada de Lo que no está escrito Lo que no está escrito nos cuenta la historia de Carlos, padre divorciado, que se dispone a pasar un fin de sema

Relecturas (VI): Releyendo a Gabriel García Márquez. Los funerales de la Mamá Grande

Nuestro repaso por la obra de Gabriel García Marquez nos lleva esta vez a Los funerales de la Mamá Grande , uno de sus primeros libros de cuentos, y la segunda obra tras La Hojarasca, en la que nos encontramos con Macondo, ese lugar a medio camino entre lo real y lo imaginado que para la historia de la literatura representa uno de los universos literarios geográficos imprescindibles.      Cinco años después, el autor publica Cien años de soledad , con Macondo como escenario de, con permiso de nuestro querido Quijote, la historia escrita en español más grande jamás contada. En los ocho cuentos que conforman Los funerales de la Mamá Grande pueden verse los cimientos del Macondo que más tarde conocemos por Cien años.. Más que los personajes (los Buendía son mencionados en varios relatos) lo que reconocemos de Macondo es (no se si sabré explicarlo) esa extraña lógica que rige los destinos de sus habitantes, es esa extraña sensación, entre lo apacible y a la vez opresivo, de