El hombre que no fue jueves de Juan Esteban Constain

Comienzo con las reseñas de los libros que venían dirigidos a mí tras la visita a la feria del libro de Madrid. No hace falta decir la envidia que me dio el viaje de él. Pero al menos venía con regalos muy bien escogidos. Aún no he llegado a entender cómo encontró está novela pero ha dado con un pequeño tesoro.
Portada de El hombre que no fue Jueves

Poco antes de dimitir, Benedicto XVI desempolva un viejo proceso para canonizar a G. K. Chesterton. La causa se sustenta en un extraño episodio que ocurrió en 1929, cuando el gran escritor ingles prestó un servicio a la Iglesia, por solicitud de Pio XI, y sobre el que se tendió un pesado velo de silencio.

El expediente, guardado celosamente durante años, sale de nuevo a la luz en medio de las pugnas, robos de documentos y escándalos que asedian a la Iglesia en estos principios de siglo. Se trata de una buena causa, pero son muchos los misterios que contienen esos papeles, y muchos sus enemigos.

Le llega esta novela a una chestertoniana convencida. Una admiradora de su sentido del humor, de sus paradojas, de su visión crítica de la sociedad. Y este autor, Juan Esteban Constain, logra que rememore todo eso, que me divierta, que suelte alguna carcajada y sobre todo, que me interese por él. Autor de una prosa ágil y cercana, con un ritmo preciso y precioso. Qué tendré yo con los autores colombianos, como ya os conté aquí. Este hombre es digno representante de sus compatriotas. Empezando por el escritor por excelencia. Pero no me quiero ir por las ramas. 

O sí, porque eso es lo que ocurre en esta novela, que el autor se va por las ramas y nos cuenta anécdotas de Casanova, de los Beatles, de Shaw... Y todo esto embellece la novela y la hace más interesante dentro de la conspiración chestertoniana. Además saca a relucir la faceta más ideológica del genio, su conversión al catolicismo en una época en la mayor parte de los intelectuales mostraban su condición de agnósticos y sus predilecciones comunistas, blanco de las críticas habituales de Chesterton. Me han dado ganas de leer sus ensayos al respecto ya que hasta ahora sólo me he centrado en su narrativa. También me han dado ganas de leer otro de los libros de Constain, Calcio!!! Y tratándose de fútbol tiene mérito por ser un tema que no me interesa, pero tengo fe en que el tema será lo menos importante.

He leído en estos días una entrevista al autor en la Casa de América con motivo del lanzamiento de esta novela. Le decían que en España se estaba vendiendo como novela histórica. Él decía que en España se clasificaba toda novedad editorial, que en Colombia esto no pasaba. Yo creo que no se atrevió a decir que su novela no tiene nada de lo que entendemos por novela histórica, si alguien va buscando eso, se llevará una decepción. Es un juego, un divertimento, una gran anécdota novelada. En resumen y siendo la mejor de sus virtudes, inclasificable. 

1 comentarios:

  1. Pues otro más a añadir a mi, gracias a vosotros, extensísima lista de libros pendientes. Y coincido contigo en el escritor por excelencia. Bienvenida!

    ResponderEliminar

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts