lunes, 25 de mayo de 2015

Con el agua al cuello, de Petros Márkaris (Tusquets)

Tenía mucha curiosidad por acercarme a la obra de Petros Márkaris, escritor griego que se ha convertido en toda una celebridad por dar a conocer la crisis en Grecia a través de la ficción. Su ya célebre Trilogía de la Crisis se ha convertido en un fenómeno literario que ha traspasado fronteras y ha permitido conocer los recientes años convulsos que está viviendo su país a millones de lectores que nunca se hubieran atrevido a leer la numerosa bibliografía generada en los últimos tiempos sobre la crisis y sobre la economía europea que la ha provocado. Con el agua al cuello es la primera novela de esta trilogía.



Portada de Con el Agua al Cuello, de Petros Márkaris

No es una caja, de Antoinette Portis (Kalandraka)

Una caja de cartón es para un niño el juguete que contiene todos los juguetes, todos los juegos, todas las aventuras que pueda imaginar. Se llama juego simbólico a la capacidad de realizar representaciones mentales y jugar con ellas. Un niño que coge un palo y lo utiliza como micrófono está jugando espontáneamente al juego simbólico. Hace poco nuestro hijo comenzó a hacer sopas en sus cazuelas de madera. No sabeis la ilusión que me hizo darme cuenta que ya comenzaba a usar su imaginación. Y libros como el que os presento ahora nos ayudan a ello.

En No es una caja (Editorial Kalandraka), un niño - un conejo - trata de convencer a su madre de que la caja con la que juega en realidad no es una caja. Cuando se mete en ella es un coche de carreras, al subirse encima es una montaña, cuando la moja con una manguera la caja es un edificio en llamas que debe apagar, es un robot cuando se viste con ella, un globo, un barco, un elefante, una nave espacial... Mamá, ¿no ves que no es una caja?
Portada de No es una caja

jueves, 21 de mayo de 2015

Don Draper que estás en los cielos

Martes 19 de Mayo. Mi pareja y yo acabamos de dormir a nuestros hijos - ella al bebé, yo al niño - y nos "reencontramos" en el salón para elegir qué serie vemos hoy. Son las 10 de la noche, hora perfecta para irnos a dormir con un buen sabor de boca; ¡Cuántos capítulos pendientes desde que nació Ana! Ella lo compensa todo, pero volver a ver series nos ha devuelto esos otros instantes de felicidad.

lunes, 18 de mayo de 2015

Saber perder, de David Trueba (Anagrama)

Tenía muchísimas ganas de leer Saber perder. No alcanzo a explicar por qué lo dejé pasar en su día (fue publicado en 2008) ya que todo lo que he leído de David Trueba me ha dado enormes satisfacciones. Un gran contador de historias que consigue ganar el corazón del lector desde las primeras páginas. Los dos libros anteriores (Abierto toda la noche, Cuatro amigos) consiguieron hacerme reír y llorar, y sobre todo dejaron un poso que aún hoy perdura. Un libro David Trueba es siempre una magnífica noticia para cualquier lector que ya se haya dejado conquistar, como es mi caso.



Portada de Saber perder

Blokus, el juego de mesa (Mattel)

Si te pido que tararees la melodía del Tetris y lo haces de forma inmediata significa que formas parte de mi generación, aquella cuya infancia transcurrió a lo largo de la década de los 80 y que sufrió su primera adicción con este fantástico juego venido del otro lado de los Urales. Ya sea en la máquina del bar donde íbamos con nuestros padres en fin de semana, en nuestra Game Boy (o en la de nuestro vecino) o en los primeros ordenadores de algún amigo del vecindario, esta suerte de puzzle donde teníamos que colocar de la forma más acertada posible piezas de diferente forma para hacer líneas era -y supongo que sigue siendo- la definición de juego perfecto.

Tetris, el gran juego. Qué recuerdos, ¿verdad?

lunes, 11 de mayo de 2015

Yosemite, de Ansel Adams (Editorial Hachette)

Hace una semana os hablaba de The Americans, de Robert Frank, un clásico de la fotografía que os recomendé. Hoy es el turno de Yosemite, de Ansel Adams, otro clásico que he adquirido recientemente, otro imprescindible, sin el cual no se explica la fotografía actual concebida como disciplina artística. 
 
Portada de Yosemite, de Ansel Adams

Daniela Astor y la Caja Negra, de Marta Sanz (Editorial Anagrama)

En nuestro placentero recorrido por la bibliografía de Marta Sanz (os recordamos que ya os hemos hablado de El frío, de Black, black, black y de La lección de anatomía, llegamos por fin a Daniela Astor y la Caja Negra, el libro que más deseábamos leer y que tan buenas referencias teníamos, entre ellas la de nuestra amiga @ruthdiazg, una de las personas que nos sugirió la lectura de esta maravillosa escritora (por cierto, hago un pequeño paréntesis y os invito a leer los magníficos artículos que Ruth publica en la sección de Cultura de El Mundo, aquí os dejo un par de muestras, El lector siempre tiene la razón y Los Luchana dan el salto).

Portada de Daniel Astor y la caja negra

lunes, 4 de mayo de 2015

Puertollano, ciudad sin libros


Queda poco para el 9 de Mayo, arranque oficial de la campaña electoral para las elecciones municipales de 2015. Conviene recordarlo, aunque el que escribe tiene la sensación de vivir desde hace meses en campaña electoral. La irrupción de nuevos actores en forma de partidos de reciente creación o de partidos existentes pero profundamente renovados, ha hecho que todos los implicados hayan comenzado sus campañas electorales sin esperar al pistoletazo de salida, una pura formalidad vulnerada por la necesidad de disponer del mayor tiempo posible para contarle al ciudadano el mensaje pretendido, como si en 15 días no fuera suficiente.

The Americans, Robert Frank (Editorial Steidl)


Por fin he podido hacerme con The Americans, el mítico libro del fotógrafo estadounidense Robert Frank, del que tanto se ha escrito y que se ha convertido por derecho propio en la imagen del otro sueño americano, aquel del que hemos hablado en este blog utilizando como excusa a Raymond Carver y su magnífica De qué hablamos cuando hablamos de amor.
Tras años de búsqueda infructuosa, por fin el libro se ha reeditado y pude hacerme con un ejemplar.


Portada de The Americans

La lección de anatomía de Marta Sanz (Editorial Anagrama)


Hace unas semanas os contamos la enorme satisfacción que ha supuesto para nosotros descubrir a Marta Sanz. El Frío fue la novela con la que se dio a conocer en casa y de la que hablamos aquí: ya se intuía que esta gran (breve) novela no parecía fruto de la casualidad y presumíamos que nos encontrábamos ante una escritora grande. De las de base y oficio.
 
 
Marta Sanz