Te espero en Litec

Viajamos con cierta frecuencia a Ciudad Real. Vivimos a unos 40 kilómetros, y visitar la capital ya sea convertido en una actividad frecuente que hacemos siempre que nos es posible.
 
Casi siempre, o bien Virginia, mi mujer, o yo, nos repartimos los recados, y uno de los dos se queda en el centro adelantando tarea acompañado de nuestro pequeño mientras el otro busca aparcamiento con el coche.
 
Para vernos, siempre quedamos de la misma forma, y ya no hace falta decirnos lo que ya es obvio para los dos: "te espero en Litec". Porque Litec no es para nosotros un establecimiento comercial más, es nuestra librería, el lugar donde nos sentimos como en casa, por eso ya no hace falta que digamos "te espero en Litec", ya sabemos que nos reencontraremos allí.

Librería Litec en Ciudad Real
 
Podría encontrar mil razones para explicar por qué Litec es mi librería favorita: Su amplitud, su magnífico fondo editorial, el ala izquierda, donde se encuentran mis editoriales favoritas, el ala derecha, con una inmensa sección infantil donde encontrar auténticas joyas y donde se trata a los niños con el cariño que merecen, o el pequeño  pero nutrido espacio dedicado a comics y novela gráfica, la zona central, con una selección de libros siempre actualizada, revistas poco convencionales y las últimas novedades, o el fondo, donde podemos encontrar espacios temáticos donde perdernos (historia, arte, fotografía..).
Pero de todas, la principal razón por la que estar en Litec es como estar en casa son los que regentan la librería, las personas que te atienden, que te aconsejan, que se preocupan por el libro que buscan como si fuera para ellos. Esa es la clave de todo, el amor que demuestran por los libros y por nosotros, los lectores, porque ellos (eso no se puede disimular) también son lectores y amantes de los libros, y disfrutan vendiendo libros, o lo que es lo mismo, regalando felicidad.
 
Tenía una deuda pendiente con nuestra librería favorita, que saldo con esta entrada con la que damos por concluida la semana, prometiendo presentarme la próxima vez que vayamos a visitarles. Tanto nosotros como nuestro blog amigo enesemomentodeldía no entendemos nuestro día a día sin Litec, a la que deseamos larga vida.
 
¡Hasta la semana que viene!



1 comentarios:

  1. ¡Siiiiiiiiiiii! Qué forma tan bonita de decirlo, es cierto que en Litec han conseguido que nos sintamos como en casa, que simplemente el hecho de ir a echar un vistazo se convierta en una hora entre amigos. En cuanto a los niños, mi hijo de cinco años cuando le digo que vamos al centro me dice "pero vamos a donde los libros". Y los niños saben.

    ResponderEliminar

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts