El comité de la noche, Belén Gopegui (Literatura Random House)


EL COMITÉ DE LA NOCHE, BELÉN GOPEGUI (LITERATURA RANDOM HOUSE)

Tengo que reconocer que hay escritores por los que siento una debilidad especial. Recibo sus libros con expectación, saboreo cuánto voy a disfrutar sus novelas antes de comenzar a leerlas. Entre esos escritores se encuentra Belén Gopegui. Y lo cierto es que casi nunca me defrauda.

Belén Gopegui es uno de esos escritores que con cada libro publicado se convierten en cronistas del mundo que vivimos hoy día. No se trata tanto de que escriban sobre lo que sucede (para eso quedarán las hemerotecas, o basta con recorrer cualquier calle céntrica de nuestras ciudades), como de describir lo que le está pasando a nuestro mundo, a la sociedad y a su estado anímico colectivo (si es que tal cosa existe).

Cuando dentro de unos años mi hijo me pregunte cómo era el mundo cuando él era sólo un bebé le diré que las respuestas están en los libros de Isaac Rosa, de Rafael Chirbes, de Philip Roth… De Belén Gopegui.


El comité de la noche cuenta dos historias.

La primera historia es la de Alex, una madre soltera que ha perdido su trabajo en un país, España, con destino a ninguna parte. Ella, como otros muchos, se ha visto obligada a regresar a casa de sus padres, también en una situación económica complicada. Alex, por las noches, ha encontrado un refugio a sus desalientos. Se trata de un grupo clandestino que lucha y defiende las injusticias de estos días, que anhela un futuro mejor, más justo.

La segunda historia es la de Carla. Ella, al contrario que Alex, ha encontrado trabajo en una importante empresa de hemoderivados de un país de Europa del Este. De repente, Carla se ve envuelta en una perversa trama dentro de su empresa que tiene como objetivo la liberalización del negocio de los bancos de sangre, convirtiéndola en una mercancía más con la que especular.

Estas dos historias confluyen a lo largo de la novela para conformar lo que en manos de cualquier otro escritor podría ser una magnífico Thriller. Porque El Comité de la Noche puede leerse (y disfrutarse) como una novela de intriga donde muchos de los enigmas van resolviéndose a golpe de página y donde la tensión crece de forma imparable hasta el sorprendente final.

Lo que consigue Belén Gopegui es mucho más. El libro es, y se convierte, en una reflexión sobre vidas que se tambalean de un día a otro, sobre el inconformismo de una sociedad que ha encontrado modos de respuesta contundentes e inesperados al stablishment al que todos estábamos acostumbrados. Lo que me fascina del libro nos es tanto la radiografía del presente que vivimos, sino lo que se atisba de lo que nos queda por vivir.

La historia se nos cuenta a través de un juego de espejos en el que el lector se ve atrapado desde las primeras páginas. Carla utiliza a un intermediario para contar su historia, un escribiente que se dedica a transcribir el relato que ella le dicta. Original planteamiento que muestra diferentes relatos dentro del propio relato –Carla, Alex, el propio escribiente que cuenta la historia como si él mismo fuera Carla – y donde no todo es lo que parece.

Si nunca habéis leído a Belén Gopegui, os recomiendo fervientemente la lectura de El Comité de la Noche. Lo disfrutarás y descubrirás a una de las mejores plumas de nuestra literatura actual.


Para terminar, os dejo el enlace de la presentación del libro, con la actuación de mi admirado Nacho Vegas, cuya música comparte tantas cosas con los libros de Gopegui.









0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Nuestros rincones literarios

¡No te pierdas ninguna entrada! SUSCRIBETE

Popular Posts